ASESINATO

Joven asesina a su amiga porque "el diablo" se lo pidió; familiares piden justicia

En la casa del asesino, quien asegura escuchar voces del diablo, se encontraron pruebas de que actuó premeditadamente.

Las autoridades investigarán si el joven tiene alguna enfermedad mental. Foto: Especial.
Escrito en TENDENCIAS el

Un crimen causó indignación en Bolonia, Italia, y a nivel mundial. Un joven, de 16 años, asesinó a Chiara Gualzetti de 15 años; el responsable era amigo de la víctima y asegura que "el diablo se lo pidió". En Italia exigen justicia por la adolescente y que se castigue como si fuera un adulto al homicida.

Chiara vivía con sus padres en Bolonia, Italia, y el domingo 27 de junio salió de su domicilio para encontrarse con un amigo, pero ya no volvió. Vincenzo Gualzetti, padre de Chiara, comenzó a buscar a su hija por los alrededores, hasta que localizaron el cuerpo a unos 200 metros de su domicilio.

La joven tenía una amistad con quien la asesinó. Foto: Especial.

“Hace diecisiete años me fui de Nápoles con mi esposa para que mi hija naciera aquí, quería que creciera en un lugar seguro para su futuro y ahora no me queda nada: ella no tiene futuro y yo no tengo futuro sin ella", aseguró el padre de la joven.

¿Qué pasó con el asesino de Chiara Gualzetti?

El asesino ya se encuentra detenido, pero su nombre no fue proporcionado por las autoridades para no entorpecer el proceso judicial. Cuando fue cuestionado sobre los motivos del asesinato, el chico aseguró que escuchó voces de demonios que lo obligaron a matar a la adolescente. Los detectives encontraron un cuchillo de cocina, ropa manchada de sangre y el teléfono de la víctima en la casa del responsable.

El padre de la víctima espera que se haga justicia. Foto: Especial.

Las autoridades indagarán si el victimario tiene alguna clase de trastorno mental; en tanto, el padre de la adolescente aseguró conocer al asesino y exigió justicia, pues afirmó que la justificación de los demonios es absurda y sólo la dijo para aplazar los juicios. “Yo le conozco, trabajó conmigo: nunca ha tenido demonios. No quiero que mi hija haya muerto por nada y no tenga justicia", expresó Vincenzo Gualzetti.