¡No se pasen! Mujer pide orden de pollo frito y le envían “toalla empanizada”

La compañía podría recibir una fuerte multa aunado a que la sucursal donde ocurrió el incidente ha sido cerrada temporalmente por un mes

¡No se pasen! Mujer pide orden de pollo frito y le envían “toalla empanizada”
"Pollo frito". La mujer se llevó una sospesa muy desagradable. FOTO: ESPECIAL

Con el confinamiento decretado por la pandemia el acto de pedir comida a domicilio ha vivido un auge impresionante, por lo que durante la emergencia sanitaria han surgido diversos casos controversiales en el que los usuarios no reciben lo que piden o peor aún reciben algo completamente insalubre y hasta ofensivo, como fue el caso de esta mujer filipinas quien al pedir pollo frito recibió una “toalla empanizada”.

Así como lo lees, desagradable sorpresa se llevó Alique Pérez, quien luego de ordenar comida a domicilio descubrió con terror que lo que le fue enviado como “comida” era una toalla, por lo que al denunciar la situación en redes sociales, su caso se volvió viral.

Según contó la afectada, ella junto a su familia ordenaron pollo frito de Jollibee, pero lo que recibieron fue una verdadera ofensa, pues como contó Alique: “Pedí pollo para mi hijo, pero mientras intentaba que le diera una mordida me resultó imposible siquiera rebanarlo. Traté de abrirlo con mis manos y para mi asombro era una toalla frita”.

De inmediato la publicación de esta mujer se volvió viral generando que ante los comentarios negativos de los usuarios en contra del establecimiento, esté cerrar de manera temporal la sucursal donde ocurrió el percance,

Si bien no es la primera ocasión que este tipo de objetos extraños aparecen en la comida, llamó la atención que esta ocasión sí ha generado un problema mayor para la cadena de comida rápida Jollibee Foods Corporation.

Al intentar partirlo la mujer se percato de que en realidad no era pollo. FOTO: ESPECIAL

Jollibee “profundamente preocupada”

Tras la viralización de las imágenes la cadena de comida lanzó un comunicado en el que se dijo “profundamente preocupada”, por lo que anunció se realizará una “investigación rigurosa”, sin embargo, las autoridades sanitarias filipinas podrían multar a la compañía con una cifra cercana a los 100 mil pesos filipinos, lo que equivale alrededor de 30 mil pesos mexicanos.

Asimismo se informó que la sucursal responsable del incidente deberá suspender sus operaciones durante un mes. Esto es tan asqueroso y vergonzoso. Hay una primera vez para todo y esta es la peor primera vez de todas”, publicó su mujer en su denuncia a manera de queja.

SSB
 


Compartir