¿Por qué se celebra el jueves de Corpus Christi? Esta es la historia del Día de las Mulas

Este 3 de junio se conmemora el jueves de Corpus Christi, aquí te decimos cuál es su origen y por qué también se le llama el Día de las Mulas

¿Por qué se celebra el jueves de Corpus Christi? Esta es la historia del Día de las Mulas
FOTO: Cuartoscuro

Este jueves 3 de junio se celebra el Jueves de Corpus Christi, también conocido como el Día de las Mulas. Esta es una celebración religiosa que se realiza el segundo jueves luego de la fiesta de Pentecostés.

En esta fecha se cree que bajó el Espíritu Santo a la tierra en forma de lenguas de fuego las cuales se posaron sobre los apóstoles. Los creyentes suelen conmemorar esta fecha vistiendo a los niños de ropas típicas y felicitar a las "mulas", pero este día tiene mucho más misticismo. 

La fiesta de Corpus Christi fue establecida en 1247, después de que un sacerdote en Bolsena, Italia, presenciara un milagro. De acuerdo a los historiadores, el clérigo observó como una hostia consagrada comenzó a sangrar. Posteriormente, el Papa Urbano IV confirmó el hecho debido a una investigación. 

Los españoles traen la celebración a México

La fiesta fue muy popular en Europa, así que cuando fue la época de la conquista los españoles llevaron la festividad al nuevo continente. A Nueva España llegó después de que se instalara a la Catedral Metropolitana, en donde los devotos acudían para Eucaristía. 

Los asistentes con dinero vestían su mejor ropa, mientras que los indígenas lucían ropa de manta nuevas y las mujeres blusas y faldas con bordados vistosos, el cabello trenzado con listones de colores. 

Hay dos versiones sobre el por qué se le llama día de las Mulas Foto: Cuartoscuro

¿Por qué se le llama el Día de las Mulas?

De acuerdo a varios registros, los miembros de comunidades autóctonas llevaban diezmo y ofrendas en especie, es decir, trasportaban arriba de sus mulas huacales llenos de semillas, aves o verduras, para dejarlas en la iglesia. Debido a que no podían ingresar con los animales, los indígenas los dejaban en las inmediaciones de la Catedral, por lo que ese día, para los habitantes de la zona era conocido como "El día de las mulas".

Sin embargo, hay otra versión sobre el origen del nombre del día de las mulas; ésta tiene que ver con un milagro realizado por San Antonio de Padua. De acuerdo a algunas personas, un hombre que no creía en la eucaristía le dijo al religioso que comenzaría a creer cuando una mula se hincara. 

San Antonio de Padua se acercó al animal hambriento con la hostia consagrada y, para sorpresa de todos, la mula dobló sus patas delanteras en señal de respeto y después se dirigió al alimento. Este hecho fue considerado un milagro y a partir de ese momento los creyentes comenzaron a regalar figuras de mulas hechas de barro, palma y hojas de maíz a los incrédulos o alejados de la fe católica. 

mfa 


Compartir