MITOS y REALIDADES: ¿Quieres castrar a un perro?, mejor piénsalo dos veces

Solo se permite en caso de ser necesario, si está en riesgo su salud, y no solo por seguir las creencias o mitos.

MITOS y REALIDADES: ¿Quieres castrar a un perro?, mejor piénsalo dos veces
castracion perritos. Hay mitos y realidades sobre castrar a un perro

En Alemania hay una ley que impide castrar a un perro al ir en contra de las autoridades protectoras. Solo se permite en caso de ser necesario, si está en riesgo su salud, y no solo por seguir las creencias o mitos.

Algunas de las excepciones incluyen, por ejemplo, si una perra tiene algún tumor, si tiene diabetes mellitus o sus hormonas sexuales desencadenan algún padecimiento.

foto pexels

La regla excluye a los perros guía, en ellos sí puede haber una castración para que el animal se avoque solo a su trabajo. Existen algunos estudios recientes que demuestran el riesgo de los perros castrados a desarrollar un tumor en el corazón.

En cuanto a las perras, con los años pueden desarrollar incontinencia, sobrepeso y demás consecuencias de cambios hormonales.

Mitos sobre castrar un perro

Uno de los mitos que existe es que al castrar a los perros éstos se vuelven más sociables. Sin embargo, en realidad esto no ocurre así.

Ronald Lindner, veterinario alemán, explicó que el olor de los perros castrados es distinto debido a la producción de hormonas, pero no siempre son reconocidas por su misma especie.

“Al juntarse, eso puede llevar a tensiones y en el peor de los casos también a conflictos”, añadió en la televisión alemana, de acuerdo con Infobae. Existen casos de perros que al ser castrados se vuelven más agresivos.

Otra de las creencias es que las perras castradas no tendrán peligro para la formación de tumores, sin embargo, esto no depende del todo de la castración.

“Hoy sabemos que los perros castrados tienden a enfermar de ciertos tumores que de lo contrario son poco habituales”, explicó Axel Wehrend, veterinario experto en medicina reproductiva.

¿En qué consiste la castración química de perros?

Si a pesar de lo anteriormente mencionado, el dueño considera necesario castrar un perro, existe la opción de la castración química. Consiste en implantar un chip subcutáneo que liberan hormonas y permite revertir el tratamiento.

Para castrar un perro, a las hembras les extirpan los ovarios y a los machos los testículos, es decir, las glándulas sexuales en ambos y lo mejor será plantear la situación de forma seria y bajo supervisión médica para el bien del animal. 

chp


Compartir