Lorena Cortés, directora ejecutiva de Arlenica

Lorena Cortés, directora ejecutiva de Arlenica, llevó a cabo este ejercicio multidisciplinario, junto con Fashion Revolution

Lorena Cortés, directora ejecutiva de Arlenica
PUESTO. Directora ejecutiva de Arlenica (Arte, Lenguaje e Investigación para el Cambio Social A.C.). Foto: JDS Agencia

Por primera vez en la historia de la industria de la moda mexicana, se llevó a cabo un estudio de transparencia que permitirá conocer sus condiciones actuales y proporcionar información que servirá como herramienta de ayuda para marcas como retailers, en sus cadenas de suministro.

¿Cuál es el objetivo principal de dicho estudio?

El Índice de Transparencia de la Moda en México 2020 es una herramienta que promueve la transparencia pública de las marcas y empresas de la industria de la moda en nuestro país. Revisa y clasifica 20 de las principales marcas y minoristas que operan en el mercado mexicano, según la cantidad de información que revelan sobre sus políticas, prácticas e impactos sociales y ambientales. La gran mayoría son marcas y minoristas nacionales del calzado, moda urbana y multimarca, y sólo dos globales.

¿Qué metodología se utilizó para el estudio?

Es una creación de Fashion Revolution Londres y un grupo de expertos, fue aplicada y contextualizada a México por la organización Arlenica: Arte, Lenguaje e Investigación para el Cambio Social A.C., quien también integró un comité de asesores con expertos de la industria pertenecientes a las cámaras vinculadas al tema como vestido-cuero-calzado, de la academia, ambientalistas, organizaciones vinculadas a temas de derechos humanos, entre otros. Es un cuestionario dividido en cinco secciones: Políticas y Compromisos, Gobernanza, Trazabilidad, Procesos de Debida Diligencia, y Temáticas Destacadas: condiciones, composición, consumo y clima. Cuenta con 219 indicadores relacionados a temas como biodiversidad, la gestión de los productos químicos, las emisiones de carbono, la diligencia debida, el desarrollo y el bienestar de los empleados, el trabajo forzoso, la libertad de asociación, la igualdad de género, los salarios dignos, las prácticas de compra, la divulgación de la cadena de suministro, los desechos y el reciclaje y las condiciones de trabajo, entre otros.

¿En qué áreas se investigaron estas 20 empresas mexicanas?

Investigamos la información que publican en sus páginas web sobre derechos humanos-laborales e impactos ambientales en cinco secciones: Políticas y Compromisos, Gobernanza, Trazabilidad, Conocer, Mostrar y Arreglar (Due-Dilligence) y Temáticas Destacadas.

CIMIENTOS l Brindan apoyo, acompañamiento y ayuda para incrementar los niveles de transparencia en las empresas. Foto: JDS Agencia

¿Qué resultados encontraron?

El puntaje medio de las 20 marcas revisadas este primer año es de 7 por ciento muy por debajo del obtenido en el índice global en sus años de inicio (27 por ciento), lo que nos dice que las marcas mexicanas aún tienen un largo camino por recorrer para ser más transparentes. 90 por ciento de las 20 marcas incluidas en el Índice obtuvo un puntaje inferior a 10 por ciento. En total, 11 marcas obtuvieron un puntaje de 0 por ciento, lo que significa que no revelan información sobre su cadena de suministro. Sólo tres revelaron los nombres de sus proveedores de primer nivel donde se fabrican sus prendas.

¿Este estudio se llevará a cabo cada año en México?

Lo pretendemos realizar año con año. Para este 2021 incrementaremos a 30 las marcas evaluadas; es decir, se mantienen las 20, más 10 nuevas. Esto con el propósito de conocer cómo incrementan año con año sus niveles de transparencia.

¿Qué errores específicos han encontrado en México?

No los llamaríamos errores. Encontramos que en general las marcas mexicanas comparadas con las globales presentan niveles de transparencia muy bajos, esto significa que hay un largo camino aún por recorrer. Quizá las marcas sí están haciendo muchas cosas favorables, pero no lo difunden. En ese sentido, ésta sería una invitación para que hagan pública la información de lo que sí están haciendo para mejorar las condiciones laborales y aminorar los impactos ambientales que generan.

¿La idea es sumar al gobierno para crear políticas públicas?

Así es. Colocar la necesidad de mayor transparencia en la industria de la moda, en la agenda pública, para que, de la mano de gobierno, organizaciones vinculadas con los temas que aborda el índice, la academia, las propias marcas y los ciudadanos, impulsemos un cambio de paradigma hacia una industria más justa, segura y sustentable.

Por Brenda Jaet 


avh 


Compartir