Cúmulo de Árbol el evento astronómico de febrero: Cómo y cuándo verlo

Uno de los eventos astronómicos más esperados lo podrás ver en el cielo a simple vista durante toda una noche, en este mes de febrero

Cúmulo de Árbol el evento astronómico de febrero: Cómo y cuándo verlo
Todas estas estrellas del cúmulo aparecen brillando como si formaran un Árbol de Navidad. FOTO: Pixabay

Con febrero llegan nuevos y fascinantes eventos astronómicos, entre ellos uno de los más esperados lo podrás ver en el cielo a simple vista durante toda una noche y es conocido como el Cúmulo de Árbol de Navidad, el cual es uno de los objetos del cielo profundo que más han llamado la atención a los astrónomos aficionados.

Sin duda las estrellas serán las protagonistas del mes de febrero y no dejarán de sorprender tanto a expertos como aficionados, y cualquier persona podrá apreciar de estos eventos desde la comodidad de tu casa, desde un parque cercano, o también, para aquellos que les sea posible, en zonas con escasa contaminación lumínica. 

El Cúmulo de Árbol de Navidad, denominado también NGC 2264, se podrá apreciar durante toda la noche del viernes 5 de febrero en la dirección de la constelación del Unicornio, hacia el este. El Cúmulo se localiza en una región donde nacen las estrellas. El brillo de sus nubes de gas de hidrógeno colorean el fascinante paisaje cósmico en donde las nubes reflejan el brillo de las estrellas cercanas y producen las azules nebulosas de reflexión.

Situada a 2 mil 700 años luz

El denominado Cúmulo de Árbol de Navidad o NGC 2264 se encuentra situado a 2 mil 700 años luz de la Tierra y se halla en la constelación de Monoceros (El Unicornio), región del cielo entre Orión, el Can Mayor y Géminis. Al ser observada mediante un telescopio lo primero que llama la atención es la peculiar distribución de sus estrellas brillantes: ya que parecerían formar un abeto, de ahí la denominación de Árbol de Navidad. 

Precisamente, uno de los mejores momentos del año para su observación es en la temporada navideña. El NGC 2264 es una inmensa nube de polvo y gas interestelar donde cohabitan nebulosas y estrellas jóvenes, las cuales están relacionadas físicamente entre sí. 

El cúmulo del Árbol de Navidad forma parte de un complejo aún mayor conocido como Asociación Molecular de Monoceros OB1, el cual se localiza a unos 2 mil 400 años luz de la Tierra. Fue descubierto por el astrónomo inglés William Herschel el 18 de enero de 1784, momento en el que describió el cúmulo abierto. Dos años más tarde descubrió la Nebulosa del Cono. Todas estas estrellas del cúmulo aparecen brillando como si formaran un Árbol de Navidad. 


Compartir