¿Quieres saber cómo es Marte? ¡En Coahuila podrías encontrar la respuesta!

Las condiciones climáticas y biológicas de una de las zonas más atractivas turísticamente hablando del estado, pueden ser la clave

¿Quieres saber cómo es Marte? ¡En Coahuila podrías encontrar la respuesta!
Cuatro Ciénegas en Coahuila. Foto: Instagram

Científicos de todo el mundo, especialmente de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), tienen desde hace años la mirada puesta en la región del área natural protegida de Cuatro Ciénegas en Coahuila.  ¿Y cuál es la razón?

En esta área natural enclavada en el desierto coahuilense, muy cercana a Monclova, los científicos han encontrado bacterias cuyos “parientes cercanos” son marinos y tan antiguos como la vida en el planeta Marte, lo que hace a la zona como un gigantesco laboratorio natural para simular condiciones que pudieran dar con respuestas respecto a la vida en el planeta.

Un oasis en medio del desierto

Las condiciones biológicas, el tipo de sales y la dinámica del agua en la región, podrían ser muy similares a las que  se han podido investigar podrían haber existido en Marte y por lo tanto, significa una ventana abierta para encontrar vida en el cuarto planeta del Sistema Solar.

Cuatro Ciénegas es una zona que resulta paradójica, por un lado se encuentra en una zona desértica en la que no hay nada a los alrededores, sin embargo, dentro del área natural prevalece una vida singular rodeada por una red hídrica compuesta por humedales, arroyos de agua dulce y manantiales que fungen como red de distribución a zonas cercanas y como un enorme ecosistema en el que puedes encontrar más de 70 especies de plantas y animales que no existen en ninguna parte del mundo.

 

Por dicha razón, Cuatro Ciénegas es uno de los dos únicos ecosistemas de manantial de desierto en América del Norte.  

En este oasis encontrado en medio del desierto también habitan una gran variedad de murciélagos y aves migratorias.

Las dunas de yeso, los pastizales nativos, los matorrales xerófilos, los sistemas de cañones y la tortuga de bisagra son otros elementos únicos que han atraído la atención sobre el área natural protegida.

Similitudes extraordinarias

De acuerdo con los datos y experiencias de la investigadora mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Valeria Souza, quién realiza estudios sobre ecología evolutiva, las condiciones de vida ancestrales encontradas en Cuatro Ciénegas, podrían ayudar a entender la evolución del planeta rojo.

La clave

De acuerdo con las investigaciones llevadas a cabo tanto por la sonda Curiosity de la NASA y lo hecho en México, Cuatro Ciénegas tiene características muy similares con una zona denominada “cráter Gale”, sitio donde la sonda exploró las condiciones existentes en el planeta rojo y arrojaron que en ambos lugares se formó yeso por la acción del fuego bajo el agua.

"Estos sitios son sumamente pobres en nutrientes (como esperamos que sea Marte) y ricos en minerales similares a los de Marte. En ambos sitios el yeso predomina y se formó en ambos sitios bajo un mar rico en sales y carbonatos por la presencia de fuego (magma en Cuatro Ciénegas y un meteorito en Marte)", indicó Souza.

"Por otra parte, en Cuatro Ciénegas la falta de nutrientes hace que las bacterias dominen la cadena alimenticia… si hay vida en Marte, esperamos lo mismo", añadió la investigadora.

Para formar yeso se requieren compuestos de azufre del magma y minerales del mar. En el caso de la cuenca de Cuatro Ciénegas, el magma fue muy activo bajo el mar, permitiendo desplazar continentes durante el Jurásico.

No se sabe aún si hubo movimientos tectónicos en la corteza de Marte, pero se cree que un gran meteorito cayó en su mar primitivo. Las sondas han detectado yeso en el cráter Gale y eso indica que hubo agua rica en minerales y el azufre podría haberse producido por el impacto del meteorito que originó este cráter.

Ante tal panorama crece la expectación por la reciente llegada a Marte de la misión Perseverance, luego de siete meses de viaje y cerca de 480 millones de kilómetros en el espacio, misión con la que continuarán las investigaciones sobre un probable hallazgo de vida en el planeta rojo.

Con información de BBC News

BAR


Compartir