FOTÓGRAFA FERNANDA LINAGE

La fotógrafa Fernanda Linage protege a los flamencos del cambio climático

Fernanda Linage trata de ayudar a la especie con las fotografías que toma en el litoral de Yucatán

TENDENCIAS

·
Fernanda Linage trata de ayudar a la especie con las fotografías que toma en el litoral de Yucatán. Foto: Fernanda Linage

Fernanda Linage Rosado se levanta todas las mañanas y toma su cámara fotográfica para trasladarse a los puertos yucatecos y encontrarse con los flamencos del Caribe, hermosas aves que viven en la zona de los manglares y que son las más representativas de la entidad. Con sus fotografías busca proteger a esta especie vulnerable, sobre todo ante los actuales estragos del cambio climático.

Pasa horas sentada a varios metros de distancia, observando y fotografiando lo que hacen en sus colonias, su nacimiento, cómo se alimentan, el proceso de apareamiento y cuando se disponen a migrar a otro puerto del litoral.

Desde hace cuatro años se dedica a la fotografía de conservación y de esta manera ayuda a preservar la especie, ya que documenta todas las etapas de su vida, material valioso para las investigaciones de biólogos y científicos, así como para campañas ambientales.

“Mucha gente piensa que soy bióloga, soy diseñadora gráfica y me dedico a fotografiar estas aves porque de esta manera promuevo su conservación. Mis fotos son utilizadas para fines científicos, porque requieren imágenes de lo que están pasando en sus hábitats”, explicó Fernanda.

Por ejemplo, durante todo este tiempo ha documentado lo que comen, lo cual es vital para poder sobrevivir. Al nacer, los flamencos son blancos y dependiendo de la alimentación van cambiando de color. Si no consiguen alimento nutritivo, su plumaje se torna de color naranja muy bajo.

Sus fotografías también sirven para la labor de monitoreo de dichas aves, principalmente en los programas de anillamiento impulsados por la Fundación Pedro y Elena y por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp). Con los anillos que les colocan desde que son crías pueden identificar en dónde viven y vuelan, medir su edad y conocer las causas de muerte.

Pero quizás la labor más importante es la de mostrarle al mundo los efectos del cambio climático que han impactado los hábitats de los flamencos y que, lamentablemente los están poniendo en riesgo. “El año pasado que los huracanes y tormentas tropicales golpearon a Yucatán, vimos a los flamencos caminando desorientados por las carreteras y muchos murieron atropellados.

Debido a las lluvias, subió mucho el agua y no tenían dónde encontrar comida: se juntó el agua dulce con la de los manglares y se quedaron sin alimento para consumir”, señaló Fernanda Linage.

De igual forma, la fotógrafa indicó que mientras se sigan construyendo más carreteras, casas, complejos habitacionales o turísticos en el litoral, estas hermosas aves seguirán en peligro porque están destruyendo sus hábitats.  Además, son víctimas de la fauna feral, es decir, de aves y perros abandonados de las zonas urbanas que se acercan a los manglares en busca de comida y que atacan a sus colonias.

Señaló que debido a que hay mala información sobre los flamencos, los turistas suelen llegar a sus hábitats sin tomar las medidas adecuadas, provocándoles molestia y, por lo tanto, afectan sus procesos de alimentación. Por tal razón, a través de su cuenta de Instagram y su página de internet fernandalinage.com comparte fotografías e información relevante sobre estas aves, para que la gente tome conciencia sobre lo que viven a diario y para evitar que dañen sus entornos.

“Son aves preciosas, a todo el mundo le encanta, estoy impactada de cuánta gente está interesada en el tema y de que vayamos aprendiendo juntos. Por ejemplo, hay muchos que no saben que los flamencos viven todo el año en Yucatán, lo que sucede es que se mueven de un puerto a otro dependiendo de la etapa de su vida”, señaló.

MAAZ