PANORAMA SOCIAL

El Efecto Diderot

Recuerda que lo más importante es el autoconocimiento, éste no termina nunca

TENDENCIAS

·
EL EFECTO DIDEROT. Foto: Pixabay

En este momento acabo de comprar un adaptador de corriente, ya que los próximos días me voy a Dubái Fashion México dentro de la Expo 2020 Dubai. En cuanto realicé el pago, me surgieron dudas: tal vez necesito comprar una abaya (traje típico que usan las mujeres en Dubái), o un niqab (accesorio para cubrirse la cara) y/o un hiyab (con lo que se ocultan el pelo, como un velo). Y entonces ya mi ropa que pensaba llevar, no viene al caso, entonces ¿otras compras?

Esto, mi querido lector, no es un capricho millonario, esto es el Efecto Diderot, lo cual se refiere a esa urgencia de que una compra nos arrastra a hacer otra y a otra más, llevándonos por un espiral subsecuente. Es un patrón que vemos seguido si ponemos atención. Por ejemplo, adquieres un vestido nuevo, de pronto ya tus zapatos de antes no se ven tan bien (según tú), corres por unos nuevos, pero entonces los accesorios deben combinar y hacemos otra compra, luego tal vez el labial, y así subsecuentemente.

Sucede en otras áreas como la decoración, por ejemplo, un nuevo cojín para tu sillón nos lleva a un tapete, pues  “ya no se ve tan bien” y necesitas uno nuevo, luego el florero para que combine, luego el cuadro, etc. O en la alacena: compras una proteína en polvo, entonces te das cuenta que tu alacena no tiene productos fit; haces otra compra, tal vez hemp, o gee, una cosa nos llevó a la otra. A lo que viene la disyuntiva: ¿es esto por gusto, por gula o por hábito?

Según James Clear, autor del libro Atomic Habits, este ciclo en el  comportamiento humano se da muy seguido debido a que ninguno sucede por sí solo, cada acción es una señal que desencadena el siguiente comportamiento. Por lo que podemos echarle la culpa a los hábitos. 

Pero, ¿qué tal si eso lo aplicamos a algo positivo en nuestras vidas?  Aquellas cosas que sabemos son buenas para nosotros pero nadamás no las hacemos. Como cuidar de nuestra salud mental.

Siguiendo el hilo de mis pasados artículos (léelos por favor para que estés en sintonía). Sí ya sé que cuidarme y priorizar mis necesidades no es egoísmo, sino más bien un acto necesario para poder estar bien con los demás, entonces sé que hay ciertas cosas que debo realizar, como meditar, hacer ejercicio, darme un espacio a solas, comer bien. Si hago esa serie de tres o cuatro pasos todos los días, podré crear el Efecto Diderot positivo, en donde una cosa me lleve a hacer la siguiente y casi a hacerlo automático.

Clear dice que la clave es amarrar  el comportamiento deseado a algo que ya haces a diario, creando así un tipo de estructura en la que con pequeños cambios puedas lograr una versión positiva. Lo importante es encontrar una señal para empezar, creando así una estrategia que funcione para tus objetivos personales. 

Poco a poco lograrás crear hábitos que te ayuden y transformar aquello que no te gusta, es prueba y error. 

  • El libro Atomic Habits pretende enfocar tus objetivos en desarrollar hábitos positivos.
  • Jaet recomienda encontrar señales en tu comprotamiento diario, y crear una estrategia.

POR Brenda Jaet

brenda@brendajaet.com

PAL