¿Por qué los árboles de Navidad podrían ser PELIGROSOS para los gatos?

Parece que los árboles desarrollaron un mecanismo de defensa contra los felinos maldosos

¿Por qué los árboles de Navidad podrían ser PELIGROSOS para los gatos?
Las personas deben tener cuidado con ciertas plantas y flores. Foto: Especial

Cuando llega la Navidad y es hora de poner el árbol es normal que las familias que tengan un gato se preocupen por el tiempo que sus adornos quedará intactos, pues como muchos saben estos dos son "enemigos mortales". 

Independientemente de que el curioso y malora michi derrote al enorme pino derribándolo con el poder de sus garritas y mordiscos, esto podría resultar peligroso para él, en este caso, algunas decoraciones como el muérdago y el acebo.

De acuerdo con la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad de los Animales (ASPCA) es recomendable alejar a las mascotas de estas plantas debido a que puede provocarles problemas gastrointestinales y cardiovasculares. 

Por su parte, el acebo causa náuseas, diarrea y vómito. Es por ello que el comportamiento tanto de gatos y perritos que han estado en contacto con estas plantas puede cambiar de manera drástica.

Sobre los árboles, los naturales como abetos o pinos contienen aceites que podrían irritar los hocicos de las mascotas. En caso de que lleguen a comerse las ramas, podría tener consecuencias catastróficas porque al ser difíciles de digerir, estas terminarían perforando sus intestinos. 

¿Las nochebuenas también son tóxicas?

Esta hermosa planta de color rojo también resulta tóxica tanto para perros como para gatos pues su ingesta les puede producir vómitos por ser irritante para sus estómago. 

 


Compartir