México, mercado emergente en la industria del data center

México se ha consolidado como un mercado emergente en la industria de los data centers, en gran medida por el crecimiento que ha registrado

México, mercado emergente en la industria del data center
Para las industrias, la inversión en un data center puede representar ahorros de millones de dólares Foto: Pixabay

En los últimos años, México se ha consolidado como un mercado emergente en la industria de los data centers, en gran medida por el crecimiento que ha registrado por la flexibilidad de la norma regulatoria que permite construir instalaciones determinadas, según las necesidades de las organizaciones y las dinámicas actuales en el mundo.

Para las industrias, la inversión en un data center puede representar ahorros de millones de dólares, derivados de la eficiencia y seguridad de las infraestructuras con altos estándares de calidad que se ofertan en el mercado actual, que pueden ser pequeñas, pero sólidas y rentables por los grandes avances tecnológicos con las que cuentan, por ejemplo, un menor consumo energético, como lo refleja el dos por ciento de consumo de energía global que actualmente registran los centros de datos.

Los mercados europeo, norteamericano y asiático concentran las iniciativas tecnológicas más importantes del sector, pero en el caso de América Latina, México ha jugado un papel destacado en los últimos años, gracias a su norma para construcción de centros de datos, única en el mundo avalada por la International Computer Room Experts Association (ICREA) que busca la correcta y continua operación de los centros de datos en los diversos segmentos de mercado (instituciones financieras, empresas de telecomunicaciones, entre otros). 

“El objetivo es hacer pública la labor que están realizando estos Centros de Datos. Son ejemplares porque llevan a cabo las mejores prácticas desde el punto de vista del diseño, edificación, gestión, niveles de seguridad y de alta disponibilidad, así como el uso eficiente de la energía y todo ello basado en la NORMA ICREA”, explicó Eduardo Rocha, presidente internacional de ICREA, en el marco del XIV Congreso Internacional de Infraestructura TI.

Estos espacios -destinados al alojamiento del equipo de tecnología para el procesamiento, almacenamiento y transferencia de datos e información todo el tiempo- no son universales y representan grandes inversiones; de ahí la importancia de contar con soluciones confiables para cubrir necesidades específicas, sin sacrificar recursos ni pagar elevados costos derivados de problemas de infraestructura o errores operativos, como sucede en el sector financiero, donde cada minuto de caída del data center representa aproximadamente cinco mil 600 millones de dólares (mdd) a nivel global.

Según Market Watch, para 2023 el mercado global de los data centers alcanzará un valor superior a los 174 mil mdd; en el caso de México -segundo mercado más grande de la región, solo detrás de Brasil-, CBRE estima que, por su localización y volumen de empresa, para 2021 los centros de datos desplegados en el territorio nacional ocuparán una superficie de más de 750 mil metros cuadrados.

Por ello, empresas como ABB, IBM y Schneider Electric se han posicionado en el país como líderes en soluciones integradas de infraestructura física para centro de datos (como conexión inteligente a la red eléctrica, automatización industrial, seguridad y protección, y eficiencia energética) que, además de modernizar, optimizan el rendimiento, espacio y disponibilidad de los mismos, para que sean escalables, resilientes, sustentables y soporten las crecientes demandas de la vida digital.

Asimismo, con una correcta gestión de TI y  del data center, el personal puede concentrarse en objetivos y tareas estratégicos y centrados en el negocio, en lugar de atender operaciones de rutina.

 


Compartir