Data Center, factor de la transformación tecnológica en Latinoamérica

Este sector tecnológico registra cifras de crecimiento más altas que las presentes en el rubro económico de algunos países de la región

Data Center, factor de la transformación tecnológica en Latinoamérica
Actualmente, hay muchas oportunidades en el rubro del data center que pueden ser aprovechadas para impulsar a diversas industrias. Foto: Especial

La inversión en la industria del data center se ha mantenido fuerte en Latinoamérica en los últimos años, en gran parte, debido a la oportuna respuesta ante el aumento del consumo digital y la subsecuente explosión de datos e información que se registra en la región, priorizando la prevención de riesgos y la reducción significativa de costos de operación.

A pesar de la reciente incertidumbre financiera, política y social que se vive, este sector tecnológico registra cifras de crecimiento más altas que las presentes en el rubro económico de algunos países latinoamericanos, ya que, en la actualidad, todo el mundo depende cada vez más de los datos, la potencia informática y la conectividad.

Debido a esta tendencia, importantes empresas tecnológicas comenzaron su expansión en América Latina, al llevar innovaciones y soluciones inteligentes para satisfacer las demandas actuales y futuras de un mercado necesitado de nuevos modelos de negocios y de proyectos estratégicos, respaldados por una actualización tecnológica continua.

Sin embargo, la industria de los centros de datos aún tiene mucho camino por recorrer, por lo menos hasta que alcance los niveles de regiones con infraestructura de Tecnologías de la Información (TI) más maduras, como Estados Unidos o Europa. Por ahora, hay muchas oportunidades en el rubro del data center que pueden ser aprovechadas para impulsar a diversas industrias.

Para ello, se requieren ofertas que garanticen ahorro de espacio, modularidad y flexibilidad, eficiencia energética, operación continua, protección, seguridad y automatización, principalmente. Esta última, básicamente lo que permite es que haya calidad, consistencia, y fiabilidad en las operaciones de los centro de datos,, de forma que no dependan de procesos de personas, si no que sea posible mejorarlos continuamente y, por lo tanto, entreguen un servicio de mejor calidad.

Por ejemplo, ABB, cuyos mayores negocios son los de electrificación y en automatización industrial, es una de las empresas que actualmente ofrecen a las organizaciones herramientas para disponer de un suministro eléctrico seguro que les garantice el acceso a los datos durante las 24 horas del día.

De acuerdo con la multinacional suiza, sus soluciones de centro de datos y sistemas integrados están diseñadas para soportar cargas de trabajo muy exigentes, así como para responder a la siempre creciente demanda mundial de datos, con  tecnologías para la nube, alojamiento y telecomunicaciones. Hoy, en Latinoamérica, esta compañía opera en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

Industria en crecimiento

Más que nunca, en esta época es vital proteger los datos y la información fundamentales, sin comprometer la disponibilidad o la eficiencia operativa. Para ello, Schneider Electric es otro proveedor de soluciones de infraestructura física para centros de datos y su ciclo de vida, con sistemas de redes, servicios en la nube e infraestructura física disponibles para que puedan adaptarse con rapidez y admitir las futuras demandas impulsadas por el Internet de las Cosas (IoT).

Esta compañía de origen francés también tiene presencia internacional -incluida Latinoamérica- y cuenta con productos de distribución eléctrica en baja tensión, gestión de edificios y seguridad, y soluciones para centros de datos y redes, productos de control industrial, etcétera.

También en el mercado de América Latina encontramos herramientas que incrementan la productividad y competitividad empresarial, sin necesidad de invertir en infraestructura. Tal es el caso de Telmex-Triara, que ofrece servicios integrales de nube que garantizan la continuidad operativa, proporcionando infraestructura, conectividad, almacenamiento, servicios administrados de TI y gestión de sus aplicaciones, todo respaldado por una red de data centers.

Más allá del hospedaje de una infraestructura, el crecimiento en la industria del data center se debe a que las compañías del sector han respondido satisfactoriamente a las necesidades tecnológicas, con soluciones integrales para que las organizaciones sólo se enfoquen en la evolución de su negocio, mejorando la operatividad y ofreciendo servicios cada vez de mejor calidad.


Compartir