COLUMNA INVITADA

Del clóset a la marcha

La violencia contra lo sexualmente diverso resulta de la peligrosa convergencia de ignorancia

OPINIÓN

·
Salvador Guerrero Chiprés/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

La violencia contra lo sexualmente diverso resulta de la peligrosa convergencia de ignorancia, temor y la estructurada prepotencia históricamente acumulada alrededor de nociones de normalidad siempre debatibles y en definición. 

La sentencia heterosexual de “si eres niño tendrás novias, si eres niña, buscarás al hombre adecuado con quien compartir tu vida”, y toda su parentela de indicaciones, forma parte de un acuerdo social que puede ciertamente ser mayoritario, pero no por ello es único o indiscutible. 

En el 2022, donde hay educación, cultura, afecto, comunicación familiar y disposición a la empatía, es frecuente encontrar familiaridad con la diversidad sexual. 

Desde una crianza inclusiva, las niñas, niños, niñez y adolescentes tienen oportunidad de experimentar sentimientos hacia personas de su mismo género o la ausencia de identificación con el género de nacimiento. 

Quienes comienzan a descubrir —y eso en rigor no termina sino con la propia vida—, especialmente en aquellos casos donde no hay condiciones culturales para lo diverso, sufren la primera agresión física o psicológica de los propios padres. Es dentro del grupo social primario, regularmente la familia, donde en dos de cada tres casos se conoce la represión de lo diferente. 

Estereotipos basados en una cultura machista fundamentan actos de discriminación que orillan a personas de la comunidad LGBT+ a mantenerse en la supuesta seguridad del “clóset” o no estar convencidas de que haber salido hubiera sido la mejor elección. 

En la Ciudad de México, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum impulsa una ciudad de derechos e igualdad que demanda romper con las estructuras que aún limitan la inclusión. Organismos diversos han impulsado esa agenda al menos desde hace 43 años. 

De acuerdo con el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, las preferencias sexuales son el tercer motivo de exclusión, después de la pobreza y el color de piel. Además, una encuesta del organismo indica que el 81.8 por ciento considera que los gay son un grupo segregado. 

Bajo esas condiciones, no resulta extraño que salir del clóset sea un proceso difícil y lleve a las personas de la comunidad LGBT+ a vivir con miedo a ser descubiertas y su vida cambie drásticamente, o que la revelación dañe a su familia incluso en el plano social. 

Desde octubre de 2020, cuando en el Consejo Ciudadano abrimos la Línea y Chat Nacional Diversidad Segura 800 000 5428 que opera 24/7 y gratis, más de mil 700 personas de la comunidad LGBT+ han pedido apoyo emocional ante agresiones, con 28 por ciento; rechazo familiar, con 27 por ciento, y para salir del clóset, 17 por ciento. 

Hoy salimos a marchar y el 28 de junio conmemoraremos el Día Internacional del Orgullo Gay porque hasta que cada hogar sea un espacio empático para la libertad de amar podremos convertir esta causa en celebración. 

POR SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

PRESIDENTE DEL CONSEJO CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y JUSTICIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 

@GUERREROCHIPRES

MAAZ