COLUMNA INVITADA

México: el escudo de Estados Unidos

Existe un refrán, atribuido a diversos autores, que dice algo así: “No hagas a los demás, lo que no quisieras que te hicieran a ti”. En el caso de México habría que modificar la frase a "no hagas en el sur lo que no quieras que te hagan en el norte".

OPINIÓN

·
Ignacio Anaya Minjarez / Colaborador / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Ante uno de los mayores retos que enfrenta la más grande potencia del mundo occidental, su mejor recurso no se encuentra en su poderoso ejército o en su economía. Está en su vecino del sur. ¿Para qué nos necesitan? Para ser su escudo frente a las olas de migrantes centroamericanos que intentan llegar al territorio estadounidense, en busca de una mejor vida. Existe un refrán, atribuido a diversos autores, que dice algo así: “No hagas a los demás, lo que no quisieras que te hicieran a ti”. En el caso de México habría que modificar la frase a "no hagas en el sur lo que no quieras que te hagan en el norte". Pero bueno, cuando se trata de victimizarse, lo primero que hace uno es olvidarse de su propia condición de victimario.

Las recientes declaraciones del expresidente Donald Trump sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el programa “Quédate en México” (el despliegue de soldados en la frontera y la retención de migrantes no mexicanos en México), remitieron a la condición actual del país como un escudo que bloquea a los migrantes. Y, aunque podrá exagerar o no Trump sobre la manera en que se llevó a cabo esa reunión, lo cierto es que el despliegue militar en la frontera sur del país no llegó de pura coincidencia. La Nueva Ley de la Guardia Nacional, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de mayo de 2019, contemplaba el tema de la migración, confiriéndole autoridad a dicha institución para actuar en las zonas fronterizas con el objetivo de “restablecer el orden y la paz social”, según lo establecido por el artículo noveno.

El problema es que las cosas no terminaron con Trump, ya que con el cambio de administración en Estados Unidos la estrategia sigue vigente hasta el momento. México se encarga de complicarle la travesía a los migrantes que buscan cruzar la frontera sur y atravesar el territorio mexicano. Según cifras de la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas de la SEGOB, de enero a diciembre de 2019, de los 182 mil 940 extranjeros que llegaron indocumentados al país, 103 mil 35 fueron devueltos por deportación o retorno asistido, la mayoría por el segundo medio. En 2021, ya con la nueva gestión estadounidense, en el mismo rango de tiempo se registraron 307 mil 679 extranjeros no documentados, de los cuales 96 mil 655 terminaron siendo regresados a sus países de origen. Cabe mencionar que este registro se da a partir de las detenciones a migrantes mientras se determina su situación. La política de Joe Biden en dicha materia, lo platicado el viernes entre ambos gobernantes y la visita de Andrés Manuel a Centroamérica a comienzos de mayo darán bastante de qué hablar sobre una posible reconfiguración del modelo actual empleado para tratar la migración. Sólo queda esperar y apostar por el sentido humanista de los gobernantes.

Por Ignacio Anaya Minjarez

@IgnacioAnay

MAAZ