COLUMNA INVITADA

Monreal se inmola políticamente

Fue un suicidio político, al asumir la posición de la derecha mexicana al descalificar la reforma y etiquetarla falsamente como violatoria del marco constitucional

OPINIÓN

·
Gerardo Fernández Noroña / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

1. En el marco de la discusión de la reforma electoral a leyes secundarias, el senador Ricardo Monreal se inmoló, políticamente hablando. 

2. Su intervención para determinar que votaría en contra de la reforma, fue un suicidio político, además de un yerro jurídico e histórico. 

3. Fue un suicidio político, al asumir la posición de la derecha mexicana al descalificar la reforma y etiquetarla falsamente como violatoria del marco constitucional. 

4. Fue un acto de retórica y demagogia, pues en sus siete minutos de intervención, no dio un solo ejemplo de violación alguna al orden constitucional. En cambio, su intervención estuvo llena de abstracciones y palabras huecas. 

5. Por otra parte, al presumir su formación académica y su labor de docencia en la máxima casa de estudios, sólo logró engañar a los despistados y emocionar a la oposición. 

6. En cuánto al fallo histórico, lo es por partida doble: por que es falso que en 1860 haya habido una revuelta en favor de Maximiliano -como el aseveró-; en realidad se libraba la guerra civil conocida como la guerra de Reforma y, muy lejos estaba aún la imposición de Maximiliano, mediante la intervención extranjera del ejército francés -se le ofreció el trono hasta 1863-.  Por otra parte, es un fallo histórico porque en la actual coyuntura, Monreal decide estar del lado de las fuerzas conservadoras. 

7. Ya era muy difícil la situación del senador Monreal en las filas de la 4T. La desconfianza de las bases del movimiento hacia su persona era enorme. Pero ahora, con la definición política que marcó con su voto y con su posicionamiento durante la discusión de la reforma electoral, liquidó la ya de por sí muy escasa credibilidad con que contaba. 

8. En política, nadie está completamente muerto. Sin embargo, la situación del multicitado senador será, por decirlo suave, desesperada.

9. La contienda rumbo a la candidatura presidencial de 2024 es muy dura al interior de MORENA y del movimiento entre quienes aspiramos a lograr la candidatura presidencial de la 4T. Pero todo indica que los aspirantes de Morena ya no tendrán que preocuparse por la persona de Ricardo Monreal, pues él mismo dinamitó su capital político. 

10. En mi caso, aunque mediante intrigas tratan de meterme en el mismo costal que a Monreal, las mentiras de un sector del movimiento no tienen posibilidades de prosperar. He dedicado toda la vida a la lucha por la transformación del país. No soy un recién llegado, ni un improvisado y no será la disputa por un cargo, por importante que sea, la que me mueva un milímetro de mis convicciones, mis principios y mi honestidad. Como lo dice el compañero presidente, es un timbre de orgullo ser parte de este movimiento desde sus inicios.

11. Será muy dura la disputa durante 2023, pero la derecha del movimiento tendrá que ser mucho más sólida y modificar su estrategia en torno a mi persona. Para decirlo claro, sus intrigas no me llegan. Cuento con un fuerte respaldo popular y con un sólido reconocimiento. Seguiré recorriendo el país, comprometiéndome con la gente e impulsando esta revolución sin violencia que es la 4T.

POR GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA
DIPUTADO DEL PT
@FERNANDEZNORONA

PAL