MOLTI DIVERSI

El valor de un meme

El fenómeno de comunicación masiva que ha sido una de las más grandes revoluciones mediáticas en los últimos años

OPINIÓN

·
María del Mar Barrientos / Molti Diversi/ Opinión El Heraldo de México

Todos los hemos visto, nos hemos reído, indignado, compartido y disfrutado. Los famosos memes significan más de lo que pensamos. Son una tendencia cultural que ha adquirido mucha fuerza, dando como resultado un fenómeno en la comunicación y en la opinión pública.  

Este fenómeno ha sido una de las más grandes revoluciones mediáticas en los últimos años, con una manera muy creativa y original de transmitir la información y, además, de hacerse viral en cuestión de minutos. Tanto revuelo han causado los memes, que hay mucha gente que se entera de lo que está pasando en el mundo a través de éstos. 

Como testigos y cómplices de su gran impacto, en la columna de hoy pongo sobre la mesa este tema, porque ha sido del conocimiento de muchos, pero de la investigación de pocos. No hay que hacer menos al término meme, hay que tratarlo como se debe, como un fenómeno actual, de comunicación masiva que, además, es un claro reflejo de la opinión pública.  

Tan poca investigación hay sobre el tema, que si se busca el término “meme” en la Real Academia Española, no existe aún.

El meme tiene un don de poner en forma gráfica un mensaje explícito, en el cual, con una sola imagen y una frase, podríamos entender de lo que se está hablando, además de que puede reflejar a la perfección un contexto social y político que se está viviendo en una zona en particular. Además, cualquiera puede hacer un meme, y éste se puede viralizar si el mensaje y el contenido es bueno, esto quiere decir que hay una participación ciudadana en la creación de este mensaje, además de que se puede ir modificando poco a poco, dependiendo de la persona que le agregue o le quite cosas al meme. 

Otras características que han sido parte de su éxito son el humor y el lenguaje coloquial que utiliza. Puede ser una parodia, una burla o una crítica a un suceso o hecho. Todo esto, aunado al consumo de medios digitales, ha hecho que sea un boom. Nos comunicamos, nos enteramos e interactuamos a través de estas plataformas y es por esto que la rapidez de la información que nos ofrece el internet se nos hace más fácil y digerible. 

No es causalidad que cuentas en Instagram como Memelas de Orizaba, haga virales sus memes y tenga casi 2 millones de seguidores en sus redes, alentando además a interactuar a sus followers, que tageean a sus amigos, cuando se sienten identificados por uno de estos memes. 

Es por esto que cuando se dice “sólo es un meme” y se minimiza el impacto que éstos podrían tener en el contexto social de un país, me parece que se le da poca importancia a esta comunicación masiva y de gran influencia. 

Este fenómeno debería de analizarse con más atención, por su relación con la tecnología, su inmediatez y sus niveles tan altos de difusión. No es casualidad que se hayan usado en campañas publicitarias y políticas. 

Probablemente a las generaciones anteriores este tipo de comunicación “informal” les podría parecer una burla, pero sería interesante profundizar más sobre el cambio en el sistema de comunicación, el contexto, la evolución de la sátira social y política y demás temas.

POR MARÍA DEL MAR BARRIENTOS
MARIMAR.BARRIENTOS@ELHERALDODEMEXICO.COM
@MARIMARBAT

PAL