TOUCHÉ

López-Gatell, guarura de la 4T

Se atrevió a decir que los padres de niños con cáncer que protestan por la falta de medicamentos son grupos creados

Alejandro Cacho / Touché / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

México está indignado y al presidente López Obrador no le importa. Sigue protegiendo a Hugo López-Gatell, el tipo más despreciado por los mexicanos actualmente, quien considera a los niños enfermos de cáncer como parte de una conspiración golpista internacional contra la 4T.

En su supina cobardía, López-Gatell recurrió —otra vez— al engaño y la mentira para salir del paso. Tras la mañanera en Palacio Nacional, se quejó de que una reportera calificara de desafortunadas sus declaraciones. Insistió: una cosa es lo que dije, y es constatable por el video del programa“El Chamuco”, y otra es las múltiples versiones distorsionadas (mentira 1) que los mismos grupos de interés hicieron distorsión (mentira 2). Lo que dije, y lo sostengo, es: el fenómeno, del cáncer en sí mismo, es lamentable, es trágico, es doloroso. Que lo padezcan niñas y niños es doblemente doloroso o múltiplemente doloroso. Que esas mismas personas carezcan de medicamentos es también doloroso. Y en este mismo sentido considero absolutamente legítimo, lo he considerado siempre, lo he dicho múltiples veces (mentira 3), consideramos que los padres o madres o familiares de los niños con cáncer tienen una legítima razón para tener esas preocupaciones (mentira 4). Tenemos un sentimiento de solidaridad, de empatía con esos padres y madres (mentira 5). ¡Mintió cinco veces en un minuto, cuánto cinismo!

Lo que en realidad dijo López-Gatell fue:

Aquí que me gustaría hacer, aprovechar para hacer una especie de alerta, o por lo menos que quede registrado. Este tipo de generación de narrativas de golpe, a veces se ha conectado en Latinoamérica, en la historia de Latinoamérica, con golpe, golpe. Golpe de Estado. Y esta idea de los niños con cáncer que no tienen medicamentos, cada vez lo vemos más posicionado como parte de una campaña, más allá del país, de los grupos de derecha internacionales que están buscando crear esta ola de simpatía en la ciudadanía mexicana ya con una visión casi golpista.

¿Dónde está la distorsión?, ¿dónde está empatía con los niños con cáncer y sus familias?

Pero eso no es todo. López-Gatell dijo clara y abiertamente que exfuncionarios y legisladores del PRI y el PAN, en los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto, participaron del jugoso negocio de la corrupción del abasto de medicamentos. Es más, aseguró que lo tienen documentado. Si es así, tiene la obligación de presentar las denuncias para investigar y castigar a los responsables. Mientras no lo haga, Hugo López-Gatell es cómplice de la corrupción del pasado. Además, se atrevió a decir que los padres de niños con cáncer que protestan por la falta de medicamentos son grupos creados, patrocinados.

¿Cuándo se dará cuenta López Obrador el daño que le hace este lerdo a su gobierno? Parece que para el Presidente, López- Gatell no es un médico, sino un guarura de la 4T.

POR ALEJANDRO CACHO
CACHOPERIODISTA@GMAIL.COM
@CACHOPERIODISTA

dza