HISTORIA DE LO INMEDIATO

Qué brete la consulta-expresidentes

Sería una epopeya, pero es muy remoto que los promotores de enjuiciar a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto logren su objetivo de hacer vinculatoria a los poderes de la República

Álvaro Delgado / Historia de lo Inmediato / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Sería una epopeya, pero es muy remoto que los promotores de enjuiciar a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto logren su objetivo de hacer vinculatoria a los poderes de la República la consulta popular del 1 de agosto: Tendrían que volver a ir a las urnas todos los electores del 6 de junio.

Sí: La Ley Federal de Consulta Popular dispone, en su artículo 5, que el resultado de la consulta “es vinculante para los poderes Ejecutivo y Legislativo federales, así como las autoridades competentes, cuando la participación social corresponda al menos (a) 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electorales de la entidad o entidades federativas que correspondan”.

Y ese porcentaje equivale a 47 millones de ciudadanos, casi los mismos 47 millones 170 mil 120 que votaron, el domingo 6 de junio, por todos los partidos, coaliciones y candidatos independientes.

Morena y sus aliados sólo obtuvieron, en conjunto, 20 millones 904 mil 670 votos, por lo que necesitan de los que lograron también la coalición “Va por México” y el partido Movimiento Ciudadano para obtener los 47 millones necesarios para hacer obligatoria la decisión de enjuiciar a los expresidentes de México, si es que todos vuelven a ir a las urnas.

Pero, además, la consulta popular, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobada por el Legislativo y el Poder Judicial --que reformuló la pregunta--, se celebrará en condiciones de organización muy distintas a las del 6 de junio y a las que pretendía el INE.

Como no le fue aprobado el presupuesto de mil 499 millones de pesos para la organización de toda la consulta y la instalación de 104 mil casillas, el INE redujo el gasto a 528 millones de pesos y también el número de casillas a instalar las disminuyó a poco más de 50 mil, menos de las 162 mil del 6 de junio.

Si de por sí se aprecia muy complicado que vuelvan a salir a votar los mismos 47 millones de personas de hace dos semanas, lo es más si habrá centros de votación más distantes del lugar de residencia de los electores, así sea sólo para cruzar una sola boleta.

La pregunta a responder por los ciudadanos omite los nombres de los expresidentes, como pretendía López Obrador, y sólo plantea: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”

Esta consulta ha enfurecido a adversarios de López Obrador por supuestamente violar la presunción de inocencia y también a los aliados, porque no hay necesidad de ella para proceder contra corruptos si el fiscal Alejandro Gertz depone su conducta cansina.

Es una consulta contra la impunidad de los expresidentes, pero es previa a la de revocación de mandato, en marzo, cuando se decida si López Obrador se va o se queda hasta 2024.

Por Álvaro Delgado

Director de Investigación en el diario digital "Sin Embargo"

@alvaro_delgado

DZA