COLUMNA INVITADA

El Salvador y el bitcoin, un suceso histórico

Se convirtió en el primer país del mundo en adoptar una criptodivisa respaldada en la tecnología del blockchain como moneda de curso legal

OPINIÓN

·
Arturo Ávila / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

En un hecho que debe catalogarse como histórico, la semana anterior se aprobó en El Salvador la Ley Bitcoin, por lo que se convirtió en el primer país del mundo en adoptar una criptodivisa respaldada en la tecnología del blockchain como moneda de curso legal, poniendo a la nación a la vanguardia en el uso de las tecnologías y, como señaló Forbes, “con el potencial de transformar al país centroamericano en uno de los centros financieros más importantes del mundo”.

De acuerdo con el texto legislativo, el Bitcoin se podrá usar como cualquier moneda para realizar transacciones y adquirir productos y servicios, por lo que todo agente económico está obligado a aceptar la moneda digital como forma de pago, quedando excluidos aquellos que de manera evidente no tengan acceso a la tecnología para ejecutar las transacciones, aunque el Estado promoverá la capacitación y los mecanismos necesarios para que la población pueda acceder a la tecnología. Esto representa un avance importante, ya que la criptomoneda puede acelerar la inclusión de la población en los servicios financieros digitales, en un país que, en 2017 solo un tercio de las personas adultas (29.3%) poseía una cuenta en una institución financiera.

Al aprobar la Ley, los congresistas señalaron las ventajas de usar el Bitcoin, como optimizar los procesos de pago, el hecho de que es una moneda divisible e imposible de falsificar, las transacciones se realizan en tiempo real, es global lo que permitirá al país convertirse en un referente internacional y no existe una autoridad central o intermediario, lo que puede representar un ahorro de miles de dólares en el pago de comisiones, especialmente para un país dependiente de las remesas que envían desde Estados Unidos, y que representan 20% de su Producto Interno Bruto (PIB).

La nueva legislación establece que el dólar seguirá siendo moneda de curso legal en el país, entre otros detalles, como establecer un fideicomiso de 150 millones de dólares en el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), para cambiar el bitcoin a precios de mercado, para aquellos que piensen que la volatilidad de la criptomoneda es demasiado arriesgada y no les convenga tenerla; además, que el cambio entre bitcoin y el dólar americano será establecido libremente por el mercado.

Para que operen las transacciones de compra y venta y para obtener nuevos Bitcoins y ponerlos en circulación se necesitan de mineros, que se trata de emprendedores que instalan sus servidores para desbloquear las bóvedas digitales que contienen la moneda, a través de la resolución de problemas matemáticos complejos. El proceso de extracción del ciberespacio requiere grandes cantidades servidores especializados de alto rendimiento y de sistemas de refrigeración que consumen una gran cantidad de energía, por lo que alrededor del Bitcoin gira la crítica de que su uso aumenta el dióxido de carbono atmosférico.

El presidente Centroamericano anunció que la empresa estatal de electricidad geotérmica LaGeo va a desarrollar un plan para ofrecer instalaciones de minería de Bitcoin que utilicen energía limpia y renovable.

POR ARTURO ÁVILA ANAYA

PRESIDENTE IBN/B ANALITYCS Y EXPERTO EN SEGURIDAD NACIONAL POR HARVARD (NIS)

ARTUROAVILA_MX

PAL