La sartén por el mango

En su reunión con AMLO, en la cual también participarán el canciller Marcelo Ebrard y la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier se espera que aborden la propuesta de ampliar el programa de Sembrando Vida

La sartén por el mango
Lila Abed/ Colaboradora/ Opinión El Heraldo de México

Este próximo viernes la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris sostendrá un encuentro virtual con el presidente Andrés Manuel López Obrador para avanzar la cooperación en materia migratoria. Ante creciente presión para resolver la crisis fronteriza, la encargada para liderar los esfuerzos de la Casa Blanca con Centroamérica y México ha iniciado una ronda de contactos para resolver la problemática de los flujos migratorios. La semana pasada, se reunió por videoconferencia con el mandatario guatemalteco, Alejandro Giammattei, y anunció un paquete de asistencia humanitaria de 310 millones de dólares para erradicar los problemas de fondo que motivan a las personas a huir de sus países. El mensaje central de la ex procuradora de California es generar un sentido de esperanza hacia el futuro y confirmar el compromiso de Estados Unidos en la región.

En su reunión con AMLO, en la cual también participarán el canciller Marcelo Ebrard y la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier se espera que aborden la propuesta de ampliar el programa de Sembrando Vida. En la Cumbre de Líderes sobre el Cambio Climático, organizada por Joe Biden, López Obrador compartió su visión de extender dicho programa con financiamiento estadounidense en el sureste de México y en Centroamérica para sembrar 3 millones de árboles y generar 1 millón 200 mil empleos, esto como un esfuerzo para regular el fenómeno migratorio con medidas no coercitivas. Le pide al Gobierno de Biden otorgar visas de trabajo temporales y después de tres o cuatro años, ofrecer la residencia estadounidense a los participantes del programa.

Hay varios problemas con esta propuesta. Primero, AMLO escogió el foro equivocado para presentar su propuesta, era un encuentro dedicado a la lucha contra el cambio climático y México se quedó atrás en comparación a los compromisos que asumieron otros mandatarios. Lo que pide AMLO será difícil de conseguir, ya que la reforma migratoria que presentó Biden ante el Congreso está estancada en gran parte porque los republicanos en el Senado se oponen a legalizar a los más de 11 millones de indocumentados que residen en Estados Unidos. Será sumamente complicado convencer a la oposición en la Cámara Alta que acepten una propuesta que ofrece la ciudadanía a más migrantes. Aunado a esto, contradice una vez más el principio de la no intervención que rige la política exterior de la 4T.

Dicho esto, la propuesta podría prosperar si se elimina el tema de la ciudadanía estadounidense y si México se compromete a detener a los migrantes en su frontera sur. El gobierno mexicano tiene una ventaja, la crisis política está en Estados Unidos, no en territorio nacional. La urgencia y la desesperación de la Casa Blanca por resolver este fenómeno aumentan las posibilidades de que los intereses de AMLO se cumplan. La cooperación de México es fundamental para Estados Unidos, incluso es más importante que la de los países del Triángulo Norte, de nada servirá apoyar a esos países si México permite que sigan entrando por su frontera con Guatemala. Sin duda, Harris será dura y las negociaciones no serán fáciles, pero México en estos momentos, tiene la sartén por el mango.

POR LILA ABED
POLITÓLOGA E INTERNACIONALISTA
@LILAABED

dza

 


Compartir