La revolución verde

Preparan clúster de famosas empresas mexicanas interesadas en la explotación del cannabis

La revolución verde
Alfredo González / A Fuego Lento / Opinión El Heraldo de México

La aprobación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, y las reformas a diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal, significan un avance importante para el desarrollo económico y sustentable de México. 

Más allá del debate que se ha dado en torno a las repercusiones que podría ocasionar el consumo lúdico de la mariguana, existen 24 mil usos más que se le pueden dar a la planta. 

Expertos en la materia, advierten que la decisión del Congreso abre la puerta para que nuestro país entre a una revolución verde, equiparable, guardada la proporción, a la Revolución Industrial de mediados del Siglo XVIII. 

No es una exageración. El uso del cannabis va más allá de un simple carrujo, una pomada o una tintura. 

La planta de cáñamo, una variedad de la mariguana, puede ser usada para un sinfín de industrias. Con su fibra se puede fabricar ropa, papel, cartón, material de construcción y hasta sustitutos de plástico, todos biodegradables. También, sirve para elaborar alimentos de consumo humano y animal. 

Guillermo Nieto, presidente de la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis, se refirió a la iniciativa aprobada ayer en San Lázaro, y me comentó que esto permitirá la apertura de una nueva fuente de comercio en México que, en una primera etapa, permitirá la creación de unos 75 mil empleos. 

Más allá de los debates ideológicos y de salud, estima que nuestro país entra a una nueva era y diversas industrias podrán explotar un producto cien por ciento natural, multifacético y fácil de procesar y producir. 

El debate que viene, prevé, ya no es sobre su consumo, como una droga, sino cómo debemos proteger su producción, explotación y distribución frente a competidores de otras naciones. 

El siguiente paso es imponer impuestos considerables a las importaciones de cannabis que lleguen, por ejemplo, de países como Colombia, lugares que podrían ser una amenaza para la producción nacional por las condiciones de tierra y clima, muy parecidos a las nuestras. 

Para eso, los empresarios interesados en este giro, quieren constituir un “clúster” que agrupe a firmas de diferentes giros con potencial para explotar el cáñamo en sus respectivas industrias. 

Entre los interesados se encuentran refresqueras, textiles, agroindustriales, farmacéuticos y empresarios de la construcción. 

De seguir avanzando en la dinámica que le imprimió ya el Congreso a todo lo relacionado con el cannabis, México estaría entrando a una verdadera revolución verde, me dijo muy convencido Guillermo Nieto. 

Lo único que falta es ver cómo el gobierno federal pone en marcha todas las leyes secundarias para materializar los deseos de muchos empresarios que están con la chequera en la mano para invertir. 

  *** 

En San Luis Potosí ya iniciaron de manera formal las campañas por la gubernatura del estado y entre la clase política de la entidad no ha dejado de comentarse la incorporación de Héctor Serrano, ex secretario general de gobierno de la CDMX, al equipo de Ricardo El Pollo Gallardo, abanderado del PVEM, con igual o mayor fuerza que la llegada de Antonio Solá, como su estratega electoral. 

*** 

Y como dice el filósofoNomeacuerdo: “La revolución no es una manzana que cae cuando está podrida. La tienes que hacer caer.” 

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO
ALFREDO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@ALFREDOLEZ

 

avh 


Compartir