Elecciones y pandemia

Pese a los desalentadores pronósticos sobre la crisis sanitaria del COVID-19, nadie piensa en aplazar las elecciones 

Elecciones y pandemia
Alfredo González / A Fuego Lento / Opinión El Heraldo de México

El 6 de junio próximo, según Hugo López-Gatell, el gobierno habrá inoculado a sólo 60 por ciento de la población con la vacuna contra el COVID-19; sin embargo, esa no es una razón suficiente para posponer la elección más grande de la historia en México. 

Pese a la pandemia, todo está dispuesto para que se lleve a cabo en tiempo y forma. Ni el gobierno ni Morena tienen la intención de que eso cambie. 

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, acalló rumores y aseguró que nadie se ha pronunciado por mover las fechas de los comicios. 

Su aclaración se alinea con lo dicho por el presidente del INE, Lorenzo Córdova. 

El árbitro y la 4T coinciden. Sin embargo, la crisis sanitaria no cede y, según los especialistas, para junio habrá 85 millones de mexicanos infectados y más de 600 mil muertos. 

Si a esas cifras le sumamos las inconsistencias del gobierno en su estrategia de vacunación, quiere decir que el panorama es muy desalentador para el día las elecciones. 

Pero nadie se atreve a insinuar siquiera la posibilidad de aplazarlas, mucho menos hacen planes por si se ofrece. Todos: Morena, la 4T, la oposición y hasta el INE, tienen sus razones. 

El gobierno y su partido podrían ser los más beneficiados, aunque tampoco les conviene porque las intermedias serán el termómetro para la gestión de AMLO y del resultado dependerá el avance de sus reformas. 

A la oposición le urgen los comicios porque quiere arrebatar a Morena la mayoría en el Congreso. 

El gran problema es que la pandemia no cede. Y los malabares de López-Gatell no garantizan que la gente pueda salir a votar sin el riesgo de contagiarse. 

Recordemos que EU tuvo elecciones en medio de la pandemia y todos fuimos testigos del resultado: una de las peores crisis políticas y sanitarias de su historia. 

Si eso pasó allá, ¿qué le espera a México? 

Con todo y que contamos con uno de los sistemas electorales más avanzados, ¿qué podemos esperar de unos comicios en medio de la crisis sanitaria, cuando en tiempo normales hasta el Presidente desconfía del árbitro y de las instituciones? 

¿Tendremos cabeza los mexicanos para votar sin coraje, después de la estela de muerte y de dolor que nos invade? 

¿Son más importantes las elecciones que un cierre de filas de los políticos para enfrentar juntos esta desgracia humanitaria? 

¿Qué es más importante: derrochar miles de millones de pesos en basura electoral o comprar más vacunas, tanques de oxígeno y concentradores? 

¿Qué es más importante: desperdiciar tiempos oficiales en campañas políticas, huecas y sin sentido, o promover campañas de información sobre la pandemia? 

 Todo lo están haciendo al revés. Nuestra clase política está más preocupada por ganar unos cuantos puestos y pesos en las urnas, que en velar por la salud de millones de mexicanos que todavía no saben que van contagiarse o que van morir en los próximos meses. 

 

*** 

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “Cuando un tonto hace algo de lo que se avergüenza, siempre explica que es su deber.” 

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO
ALFREDO.GONZALEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@ALFREDOLEZ

mavr


Compartir