Échenle ganitas

El hecho es que hemos aplicado unas 600 mil dosis, una cantidad bochornosa en contraste con las de 49 países que van mejor que nosotros

Échenle ganitas
Julio Patán / Malos modos / Opinión El Heraldo de México

Nuestro Presidente hizo el otro día una aportación única al bienestar de todos. Su aportación fue, claro, beisbolera. Consistió en citar a Babe Ruth: “No se puede vencer a quien no sabe rendirse”, dijo.

En otras palabras, nos recomendó echarle ganitas, una estrategia que debe compensar algunas carencias de su administración.

Una es el desempeño económico. Se confirmó hace unos días que la economía mexicana se fue hasta -8.5 de plusmarca. Como las críticas arreciaron, hubo un par de rápidos intentos de contraargumentación.

El primero: “¿Ya vieron, conservadores? Habían pronosticado -9.5. Pónganse Vitacilina. La Cuarta va”. Tuvo una vida corta, como entenderán. El segundo, de Martí Batres, fue decir que sí, se había puesto pinche la cosa, pero es que hubo pandemia. Cierto. Nada más que el senador pasó por alto dos detalles: que la caída de nuestra economía fue mucho, pero mucho más grave, que la de los países que tomaron todas las medidas que se negó a tomar nuestro Presidente, y que, en realidad, entramos en negativos un año antes, inéditamente, sin pandemia, ni crisis mundial, ni invasiones zombies.

Así que, si son el tipo de personas que necesitan dinero para vivir, mejor échenle ganitas.

También conviene que le echen ganitas con la pandemia, porque el gobierno ya repitió que no, no cambia la estrategia. O sea, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell —con nuestras 300 y pico mil muertes reales, y con nuestro reciente récord oficial: quitarle el tercer lugar a la India, que tiene 10 veces la población de México—, sigue en el cargo, y sigue con apego a sus vicios: hace un par de días volvió con que el cubrebocas bla bla bla…

Pero ¿y las vacunas? Todo indica que también tendremos que “echarle ganitas” con eso.

Ayer, nuestro zar antipandemia expuso oooootra tablita en Power Point en Palacio Nacional. Se ve súper chida. El problema es que no se parece ni tantito a algunas cosas.

Por ejemplo, a la tablita que exhibió él mismo hace pocas semanas. O la información que nos ha dado el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. O a las promesas que nos hizo el Presidente cuando reapareció, enfermo.

El hecho es que hemos aplicado unas 600 mil dosis, una cantidad bochornosa en contraste con las de 49 países que van mejor que nosotros. Otro hecho: que hemos tenido días con mil y pico inyecciones, una cantidad ínfima, no ya para un país, sino para un pueblo medianón.

Finalmente,  conviene que se preparen para echarle ganitas si son o a) mujeres o b) guerrerenses, porque, con el apoyo del Presidente y varias figuras de Morena, va por la gobernatura Félix Salgado, con reiteradas acusaciones de violación y el estilo de nota roja de su gestión como alcalde de Acapulco.

Así que sean los Babe Ruths de su destino, pero prepárense para serlo sin guantes, bat, gorra y pelota para jugar. Eso sí, con estadios.

 

POR JULIO PATÁN
JULIOPATAN0909@GMAIL.COM 
 @JULIOPATAN09

lctl


Compartir