Descoordinación

Hace más de siete semanas cuando anunciaron el semáforo rojo, Sheinbaum y Del Mazo parecían alineados, hoy cada quien va por su lado

Descoordinación
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

El 18 de diciembre aparecieron juntos. Siete semanas después, el viernes 29 de enero, cada quien agarró por su lado.

En diciembre, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum y el gobernador del Edomex, Alfredo del Mazo, anunciaron en conferencia de prensa conjunta que sus entidades, que conforman la metrópoli más grande del país, y una de las más grandes del mundo, entraban a semáforo rojo por la pandemia de COVID. Hacía sentido que comunicaran así la decisión. Todos los días millones de personas van y vienen de una entidad a otra; 25 millones confluyen en el Valle de México. En la pandemia, lo que sucede en una entidad, impacta la otra. A veces la separación es sólo un camellón, o una avenida. Es tan estrecha la correlación, que el grupo que analiza el comportamiento de la curva de contagios, hospitalizaciones y muertes, las analiza en conjunto. Son un todo.

Pero algo cambió. Algo se fracturó. El viernes pasado ya no hubo coordinación, sino estrategias diferenciadas. No hubo sincronía, sino distancia. Cada quien agarró su ruta. Millones de ciudadanos se quedarán en medio de ambas. Una estrategia funcionará, la otra no. Difícil saber cuál será exitosa. Imposible que lo sean ambas.

***

¿Por qué no estas medidas van coordinadas con las del Edomex?, le preguntaron a Sheinbaum el viernes, cuando anunció que la CDMX se quedaría en semáforo rojo, abriendo algunas actividades al aire libre.

“(…) Ellos tienen un esquema de apertura, nosotros hemos decidido otro y vamos a ir viendo cómo se comporta”, dijo.

A la misma hora, Del Mazo delineaba su propio plan. “Tenemos que permitir la reapertura de algunas actividades, cuidando que no se aumenten los contagios, esto lo haremos reduciendo el aforo, los horarios y días de apertura, una reapertura parcial, ordenada que permita el funcionamiento de los comercios y también nos permita seguir cuidando la salud de todas y de todos”, afirmó. Cada uno dio su anuncio. Cada quién por su lado.

Si no fuéramos vecinos, nada de raro habría en ello, pero ¿cómo justificar que, mientras los centros comerciales y tiendas departamentales abren en el Edomex hoy, en la CDMX permanecerán cerrados? ¿Cómo entender que los restaurantes en la capital cierran a las 6pm, y en territorio mexiquense lo hacen a las 8pm? ¿Qué lógica hay en esa “estrategia” diferenciada? Unos metros, una cuadra, separan centros comerciales, tiendas departamentales o restaurantes en CDMX y Edomex. Sólo unos pasos de distancia hay entre Naucalpan y la Miguel Hidalgo, Huixquilucan y Cuajimalpa, Tlalnepantla y Azcapotzalco, Nezahualcóyotl e Iztapalapa… Los criterios son distintos, las medidas también. La estrategia de un lado y otro, no es la misma. La coordinación se rompió. Y en qué momento, cuando el Valle de México vive el punto más crítico de la pandemia y alcanzó la semana pasada, la cifra récord de contagios y muertes por COVID. Mala señal.

 

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

lctl


Compartir