UNA CHAIRA EN EL HERALDO

De sol a sol

A Correos de México le espera una larga vida por delante, si bien se le deben hacer inversiones, porque otros gobiernos la habían dejado morir

OPINIÓN

·
Fernanda Tapia / Una chaira en El Heraldo / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Algo que distingue a este gobierno y no lo pueden ni negar ni denostar los derechairos: todas y todos son súper chambeadores. Mi cabecita de algodón desde antes de colocarse como jefe de Gobierno capitalino ya se traía a todo el mundo en friega, por no decir en chin…joda.

Hombre de campo (lo haya trabajado o no), despierta tempranito y a darle con Tokio. Y esta semana dos mujeres notables me lo corroboraron.

La primera: Rocío Bárcena Molina, directora general de Correos de México. Una servidora pública en todo el sentido de la palabra y que, desde sus orígenes en la política, siempre ha estado a cargo del verdadero servicio público. El trabajo social. De esas funcionarias que SÍ funcionan. Lleva un año en el puesto, pero recibió la encomienda de revivir nuestro servicio de correos. La verdad no tiene por qué desaparecer.

Así como alguna vez dijeron “el video mató a la estrella de la radio”, éso nomás no sucedió. Y yo creo que a Correos de México le espera una larga vida por delante, si bien se le deben hacer inversiones, porque es una de esas instituciones que otros gobiernos habían querido dejar morir lentamente.

En estos momentos tienen una campaña fantástica en donde menores pueden escribir su carta al benefactor de su preferencia: Santa Claus, los Santos Reyes, etc, y no sólo llegará al destinatario, sino que además recibirán una respuesta. ¿Qué tal? Maravilloso plan con maña, ya que de esta manera rescatarán el gusto por el género epistolar.

Y otra de estas mujeres trabajadoras y maravillosas dentro del servicio público es ni más ni menos que LETICIA RAMÍREZ, TITULAR DE ATENCIÓN CIUDADANA EN PALACIO NACIONAL

Y si pensamos que son sólo 7 mil carteros para más de 127 millones de personas en el país, ahora imagínense a una mujer y su pequeño equipo, haber atendido más de 280 mil peticiones a lo largo de tres años de gobierno.

Si bien Lety no resuelve directamente los múltiples entuertos, es la encargada de canalizarlos con la persona correcta de esta 4T. Según los números, más de 85 por ciento de estas peticiones han encontrado buen cauce y solución.

Algo en lo que las dos coinciden es que no importa trabajar los siete días de la semana, y mucho más de las ocho horas reglamentarias. Amén de ganar menores sueldos.

Lo que nadie puede negarle a Andrés Manuel López Obrador es su pasión por atender a la gente. Por eso no es de extrañar que un grupo de periodistas comodinos se hayan acercado a solicitarle que por favor le bajara a su ritmo dos rayitas, “porque estaban agotados y además era fin de año”.

A lo que AMLO les contestó que si ellos no podían seguirle el paso, que buscaran suplentes. Y yo agrego… total, antes un periodista defendía a rabiar la fuente que cubría porque le tocaba “su chayo o su moche”.

Como ahora esto es inimaginable, no habrá ningún problema en que traten de darle batalla entre tres o cuatro a mi Tlatoani de la 4T.

POR FERNANDA TAPIA
DENUNCIAS@FERNANDATAPIA.COM 
@TAPIAFERNANDA

CAR

Sigue leyendo

Cara de "carcacha"

Es un honor estar con Obrador

Ya bájenle