ALHAJERO

La Reforma Eléctrica, a pura saliva

La iniciativa del presidente López Obrador no se negociará con ninguna otra en ciernes, ni mucho menos habrá moches de por medio

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

Dice Ignacio Mier Velazco que para diciembre –en unos 30 días– intentarán sacar adelante la Reforma Eléctrica en la Cámara de Diputados. ¿Y cómo?: “Haciendo política...”.

Suena iluso, la verdad, pero ese es el discurso que hasta ahora sostiene el coordinador de los diputados de Morena por más que las señales de la oposición indiquen lo contrario.

Con “política”, insiste Mier. Pero no están dispuestos a negociar una iniciativa con otra –la eléctrica por la electoral, por ejemplo– como solía hacerse en otras legislaturas; ni mucho menos a dar moche por el voto a favor de los opositores requeridos para su aprobación.

A la fecha cuentan con 278 votos seguros en San Lázaro. No tienen más, según reconoce el propio poblano, pero estima que “con aproximaciones sucesivas” (hacia el PRI, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde principalmente) podrían alcanzar los 56 sufragios que les faltan para lograr la mayoría calificada que se requiere.

En charla con directivos y colaboradores de Heraldo Media Group, y apoyado por el diputado tabasqueño Óscar Cantón Zetina, los morenos confían también en la historia nacionalista del Partido Revolucionario Institucional: “Hay muchos priistas y emecistas reflexionando sobre la Reforma Eléctrica”, advierte.

Consideran incluso que en ello –en su voto a favor de la reforma– les va a los priistas su futuro político, pues saben que han perdido su esencia y necesitan recuperarla. El modelo de país no les garantiza el triunfo, apuntan.

Los empujarán a meditar en eso, contrario a la intención del dirigente de Morena, Mario Delgado, de “borrar” al tricolor del mapa político (declaración, por cierto, que no les hizo ni tantita gracia).

Pero aún así confían en la “vocación de poder” del PRI.

Desde la perspectiva de Mier Velazco, la discusión de fondo girará en torno “al modelo político mexicano que hubo y que se quiere construir. No lo que fue”.

A puro convencimiento, pues. A pura saliva creen lograr y tener concluido el proceso constitucional de aprobación de la Reforma Eléctrica para marzo del año entrante.

Y si no, que la historia registre el nombre de cada uno de aquellos que se opusieron a que continúe el despojo a nuestro país. En otras palabras: que la nación se los demande.

Mientras esto se conversaba en la Torre Carracci, en el vestíbulo de la Cámara de Diputados los dirigentes nacionales de la alianza Va por México (PAN, PRI, PRD) aseguraban –lo reiteraron de distintas maneras– que la Reforma Eléctrica no se discutirá antes de las elecciones. Lo único que habrá será el parlamento abierto en diciembre.

•••

GEMAS: Obsequio del dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Alito Moreno: “¡Tengan con su Reforma Energética!, porque no la vamos a discutir sino hasta después de junio”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

CAR