RECUERDOS DE JOSÉ SULAIMÁN...

El mejor libra por libra del momento

Saúl Álvarez consiguió el título que le faltaba para convertirse en el primer monarca unificado en el peso supermedio

OPINIÓN

·
Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / Opinión El Heraldo de México

Saúl Canelo Álvarez se convirtió, el pasado sábado por la noche, en el campeón mundial absoluto de peso supermedio, al poner fuera de combate en 11 rounds al estadounidense Caleb Plant y, con ello, confirmó ser el mejor peleador libra por libra en este momento.

No fue una batalla fácil para el mexicano, puesto que tuvo enfrente un rival con excelente técnica, con muchos recursos, resistencia y excepcional condición física; sin embargo, el peleador jalisciense, desde el primer asalto, se lanzó al ataque, particularmente buscando las zonas blandas de quien, hasta aquel momento, era el monarca mundial supermedio de la FIB.

Este último título era el único que le faltaba a Saúl Álvarez para convertirse en el primer mexicano, y también latinoamericano, en ser el rey absoluto de los supermedios.

El tapatío persiguió toda la noche a su contrario; pasaron los rounds y no lograba conectarlo con un golpe de auténtico poder noqueador, hasta que llegó el undécimo asalto, en donde El Canelo mostró todo su poder y grandeza, además de la increíble preparación física y mental con la que llegó al compromiso.

Hubo descansos entre round y round en los que el superestrella mexicano parecía alardear, durante todo el supuesto minuto de recuperación, y así de pie recibía las instrucciones de su entrenador Edison Reynoso.

Sau´l A´lvarez festejo´ de esta manera su reinado absoluto en la divisio´n de los supermedianos. Foto: AFP

El réferi Russell Mora trabajó bastante, puesto que Plant, en muchas de sus formas elusivas, provocaba el abrazo con su rival.

De cualquier manera, en corto, en largo, y en la media distancia, no pudo evitar el castigo que lo fue minando, hasta que en el asalto mencionado se fue a la lona en dos ocasiones, ante el entusiasmo de los espectadores que llenaron la Arena MGM Grand, de Las Vegas, en la que hubo que hacer algunos arreglos para que entrará un mayor número de espectadores, pues fueron más de 16 mil.

El Canelo llevaba consigo los títulos reconocidos por el Consejo Mundial de Boxeo, la WBO y la WBA. Iba por el cuarto y último que hacía falta en su colección, el de la FIB, y ahí lo conquistó.

Inmediatamente, una pequeña multitud invadió el cuadrilátero; el vencedor mostró las fajas ya mencionadas, a las que se agregó el precioso cinturón Teotihuacán; una joya especial, hecha por manos de la etnia señalada, una verdadera obra de arte que todos admiraron y aplaudieron, y que el supercampeón mostró con gran satisfacción y orgullo.

Todo esto, además de la camiseta tradicional, fue colocado en manos del Canelo, y quedó listo para continuar en nuestro país los trabajos de organización de la 59 convención anual, que tendrá comienzo en sus trabajos del 14 al 19 de noviembre, en la Ciudad de México.

Tras la locura que provocó entre los aficionados la brillantísima y convincente actuación del jalisciense, se empezó a especular sobre su siguiente rival, pero no hay nombres todavía. En este momento, lo que quiere el campeón, como lo dijo en una de sus entrevistas —todavía sobre el ring —, es descansar.

La convencio´n anual del CMB, en la CDMX, comienza el 14 de este mes. Foto: Cortesía

¿SABÍAS QUE…?

La anterior pelea del Canelo en el escenario del sábado fue contra el ruso Sergey Kovalev, hace ya dos años, en la cual se convirtió en campeón mundial de peso semicompleto, al noquear a su rival.

El Canelo siempre fue hacia adelante. Foto: Especial

Anécdota de hoy

Don José fue el supervisor de la pelea en la que El Canelo puso fuera de combate a Ryan Rhodes, el 18 de junio de 2011, en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, en lo que fue la primera defensa del inicial título mundial conquistado por Saúl Alvarez: el de peso superwelter.

Si mi papá viviera estaría orgulloso y satisfecho por lo sucedido este sábado, porque siempre creyó en él.

POR MAURICIO SULAIMÁN
PRESIDENTE DEL CMB

PAL