COLUMNA INVITADA

Carlos Gutiérrez

Cuando Obama inició la regularización de las relaciones con Cuba, Carlos fue de los más entusiastas en apoyar el proceso

OPINIÓN

·
Antonio Meza Estrada / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Muy joven llegó a Estados Unidos con su familia procedente de Cuba, donde nació en 1953. En los EEUU fue a la escuela, hizo sus amigos y jugó fútbol en los campos llaneros de su barrio.

Entró a trabajar a la empresa fabricante de alimentos Kellogg y lo enviaron a la planta de Querétaro y allí creció profesionalmente, al grado que fue invitado por sus directivos para encabezar al corporativo en Michigan, donde llegó a ser el CEO más joven de la compañía. Años después, lo invitó el Presidente Bush en su segundo período como Secretario de Comercio de los Estados Unidos. (2005-2009).

Carlos se formó en una universidad mexicana de alto prestigio y convivió con personas sencillas y trabajadoras en la planta que Kellogg tiene en Querétaro.

Cuando el presiente norteamericano Barak Obama inició el proceso por regularizar las relaciones con Cuba, Carlos fue de los más entusiastas en apoyar el proceso.

Me tocó conocerlo en el búnker del corporativo en Batlle Creek. Kellogg es una empresa establecida hace cien años por una pareja de hermanos de religión adventista, dedicada a proporcionar una dieta saludable accesible a todo mundo, en precio y en oportunidad.

La región suroeste de Michigan donde está el corporativo, tiene ahora una importante presencia de mexicanos y México americanos, que se ocupan de tareas agropecuarias. Kalamazoo y Batlle Creek eran ciudades donde los cabildos no autorizaban el uso y reconocimiento de la matrícula consular para los mexicanos. Gutiérrez influyó desde una de las empresas más importantes de la región, para que los cabildos fuesen justos con los mexicanos allí asentados. 

El reconoció la cálida acogida que tuvo por parte de los mexicanos cuando vivió en Querétaro, aunque en su CV público, poco se habla de que su periodo de formación profesional fue en nuestro país.

POR ANTONIO MEZA ESTRADA

YERBANIS33@GMAIL.COM

MAAZ