COLUMNA INVITADA

Hackear la Diabetes

Con estas evidencias, la diabetes tiene entidad de pandemia y abordar este problema sanitario, social y financiero requiere de toda nuestra atención, inteligencia y compromiso

OPINIÓN

·
María de Jesús Salido / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

La diabetes es una patología crónica que afecta a más de 41 millones de personas en toda América Latina y se prevé que en 2040 alcance la cifra de 68 millones. 

México ocupa el primer lugar a nivel mundial de prevalencia de casos de esta enfermedad, entre los países miembros de la OCDE, con más de 15% de la población. 

Con estas evidencias, la diabetes tiene entidad de pandemia y abordar este problema sanitario, social y financiero requiere de toda nuestra atención, inteligencia y compromiso. 

En los últimos dos años, la salud digital ha dejado de ser un modelo abstracto para convertirse, de una forma abrupta, en la herramienta que garantiza el acceso a la salud, democratiza la asistencia sanitaria,  mitiga el aislamiento de los pacientes y que permite reducir costes y orientar recursos hacia donde sean más necesarios.

La diabetes es un problema complejo que históricamente se ha abordado con soluciones simples, en el sentido de parciales y sesgadas. Pensadas desde la industria, o razonadas sólo para los profesionales (pero sin los profesionales), o sólo para los pacientes (pero sin los pacientes).  

Necesitamos abordajes integrales y sensibles de cada colectivo, propuestas que alineen los intereses de todos los agentes involucrados pero, sobre todo, orientar las propuestas a los pacientes.

Esta es una enfermedad de estilo de vida que requiere de un cambio de hábitos, capacidad de automonitoreo y  conocimientos básicos clínicos sobre los que el paciente toma decisiones críticas para su salud. Cualquier cosa que hagamos no funcionará si dejamos la experiencia del paciente fuera de un diseño que permita mantener al enfermo conectado, cuando no se relaciona con el sistema de salud.

Que cada paciente se convierta en un nodo consumidor y generador de información digital. 

Que cada enfermo sea un punto de la red llevando consigo, por ejemplo, su historia clínica y compartiéndola a donde vaya, rompiendo los silos del sistema.

Ya disponemos de tecnología que permite poner en manos de los usuarios terapia digital, móvil, conectada y personalizada.  

Es hora de poner esta herramienta al servicio de las necesidades del paciente.

POR MARÍA DE JESÚS SALIDO

mariajesus@socialdiabetes.com

CEO DE SOCIALDIABETES

PAL

Temas