ACÁ ENTRE NOS

Cáncer de mama… la otra pandemia

Todas hemos tenido de cerca una amiga o alguna integrante de la familia que ha padecido cáncer de mama

OPINIÓN

·
Sofía García/ Acá Entre Nos/ Opinión El Heraldo de México

Todas hemos tenido de cerca una amiga o alguna integrante de la familia que ha padecido cáncer de mama, afortunadamente muchas de ellas sobrevivientes, pero otras más, no tuvieron la misma posibilidad por llegar con un diagnóstico en etapa muy avanzada.

Sin duda la clave para lograr aniquilar a este y muchos otros tipos de cáncer, es la prevención!

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública, cada año se producen 1.38 millones de nuevos casos y 458 mil muertes en el mundo por cáncer de mama.

En México, esta enfermedad representa una de las principales causas de muerte en mujeres; en 2019, por cada 100 mil mujeres de 20 años o más se reportaron 35.24 casos nuevos de cáncer de mama.

A nivel nacional, la tasa de mortalidad por cáncer de mama es de 17.19 defunciones por cada 100 mil mujeres de 20 años o más.

Los datos son desgarradores, y la situación actual de las mujeres en nuestro país no es la mejor. A finales de 2019, cuando el gobierno federal decidió desaparecer el Seguro Popular, la Fundación de Cáncer de Mama (Fucam) atendía alrededor de 8,000 pacientes, a través del convenio que tenía firmado con esa institución.

Sin embargo todas ellas quedaron a la deriva, ya que tuvieron que empezar a pagar sus tratamientos para no interrumpirlos. Conocí a María de los Ángeles, ella era atendida en FUCAM, y tenía su Seguro Popular, al desaparecerlo, ella se dedicó a vender lo que tenía, hacía comida para  venderla afuera de su casa, además hacía rifas para lograr reunir el costo de sus quimioterapias, radioterapias y medicamentos.

Hoy, gracias a eso pudo sobrevivir. Actualmente se encuentra en el periodo de vigilancia para que hasta dentro de unos años la den de alta.

Pero por otro lado, también es lamentable que los prejuicios,  el machismo, los usos y costumbres en estados como Oaxaca y Chiapas sean factores determinantes que contribuyan a que las mujeres detecten de manera tardía alteraciones en sus mamas. 

Tan solo en el 2018, 140 oaxaqueñas fallecieron a consecuencia de cáncer de mama, de acuerdo  a la Coordinación del Programa en los Servicios de Salud de ese estado, por no tocarse o acudir al médico.

Y en medio de todo esto, la crisis por el desabasto de medicamentos oncológicos en el sistema de salud público es brutal, al ser este el espacio en donde la mayoría de las mujeres de este país se atienden.

Ante la crisis sanitaria que se vive en el mundo derivado de la pandemia por COVID19, la Organización Mundial de la Salud alertó que si las tendencias se mantienen como hasta ahora, para el año 2030, el cáncer de mama alcanzará el 46 por ciento de mortalidad.

El reto es enorme, se requieren de muchos esfuerzos gubernamentales además de recursos suficientes para contrarrestar todos esto.

La salud es un derecho humano, y las mujeres no podemos seguir luchando por algo que nos corresponde. Es momento de sumar para salvar la vida de todas y no de permitir que los programas y políticas públicas en materia de salud invisibilicen o menosprecien a quienes más lo necesitan.

Por Tere, Tita,  María de los Ángeles y todas las guerreras incansables que luchan o han luchado contra el cáncer de mama.

POR SOFÍA GARCÍA GUZMÁN

@SOFIGARCIAMX

MAAZ