Discursos de Odio

Es más importante discutir los discursos de odio que la eliminación de cuentas en las redes

Discursos de Odio
Sofia García/ Columnista invitada/ Opinión El Heraldo de México

En Junio del 2019 el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, dio a conocer la Estrategia y Plan de Acción sobre el Discurso del Odio, derivado de los posicionamientos utilizados por algunos líderes políticos.

Desde ese momento, la ONU advertía una vez más, la importancia de profundizar en el impacto negativo que tienen ese tipo de expresiones y convocó a las distintas naciones del mundo a abordar el tema de manera más efectiva.

“El discurso de odio constituye una amenaza para los valores democráticos, la estabilidad social y la paz”, dijo Antonio Guterres.

La Estrategia también plantea que, en general, el odio socava la cohesión social, erosiona los valores compartidos y puede sentar las bases de la violencia, haciendo retroceder la causa de la paz, la estabilidad, el desarrollo sostenible y el cumplimiento de los derechos humanos.

Por todo esto es importante destacar que lo sucedido hace unos días en el Capitolio de Washington, tras la llegada de manifestantes para  irrumpir  la sesión que confirmaría el triunfo de Joe Biden como el presidente número 46 del vecino país del norte, es resultado del discurso de aborrecimiento desde hace cuatro años del presidente Donald Trump.

Sin embargo, pese a la situación de violencia vivida en el Capitolio con saldo de cinco muertos, Trump incitó a sus seguidores, a través de un video publicado en las plataformas de YouTube, Facebook e Instagram, a defender su “triunfo”, pues sostiene que ha sido víctima de un “fraude electoral”. Sin presentar prueba alguna, sus seguidores le creyeron y se dirigieron furiosos y dispuestos a todo para atacar a los congresistas.

El fundador y CEO de Facebook Inc, Mark Zuckerberg, a través de otro mensaje en sus redes aseguró que las cuentas de Trump quedarían bloqueadas.

Diferentes Naciones, entre las que no estuvo México se pronunciaron contra los hechos vividos en EU. Para el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue más preocupante que la violencia, la decisión de la compañía de Zuckerberg de eliminar las cuentas del mandatario estadounidense de manera temporal. Según el jefe del Ejecutivo mexicano coartaron su libertad de expresión.

Pero para quienes se ven amenazados por este tipo de acciones, por todo lo que provocan en las redes sociales, cabe recordar que Antonio Guterres, director general de la ONU,  dijo que “Hacer frente al discurso de odio no significa limitar la libertad de expresión ni prohibir su ejercicio, sino impedir que este tipo de discurso degenere en algo más peligroso, como la incitación a la discriminación, la hostilidad y la violencia, que están prohibidas por el derecho internacional”

Es cierto que los líderes que polarizan nacen en medio de un mundo de amplias desigualdades y pobreza extrema, pero no se justifica dar por eso paso a profundizar el odio en los mensajes sin importar si son líderes políticos o sociales. Urge poner ese tema en la mesa. No puede darse más valor a la discusión de la eliminación de cuentas personales en las redes -que transgreden reglas y condiciones de su uso, como incitar a la violencia- que al análisis de los discursos de odio, xenofobia y de atentar contra la democracia o de plantear alternativas para buscar de manera global reivindicar los discursos que convoquen a la conciliación sin resentimientos. No podemos permitir que el asalto al capitolio se repita en ninguna ciudad del mundo.

POR SOFÍA GARCÍA
COLABORADORA
@SOFIGARCIAMX


Compartir