Resonancias (de Biden)

Para superar los desafíos y restaurar el alma, y asegurar el futuro, se requiere lo más esquivo en democracia: la unidad

Resonancias (de Biden)
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

De las primeras horas de Joe Biden como Presidente de Estados Unidos, hay hechos y palabras que resuenan poderosamente en nuestro país. Unos, como mensajes simbólicos; otros, porque nos tocan directamente. Comencemos con algunas de las primeras órdenes ejecutivas firmadas ayer, al apenas asumir como el mandatario número 46:

- Congelación de “gastos innecesarios” en la frontera con México, lo que incluye detener la construcción del muro entre los dos países.

- Anulación del presupuesto para la realización de redadas a inmigrantes indocumentados en sus lugares de empleo, en sus casas o hasta en las calles.

- Fin a la persecución, criminalización y separación de familias de inmigrantes indocumentados con hijos menores de edad y adultos que son ciudadanos estadounidenses por nacimiento.

- Fortalecimiento del programa DACA para inmigrantes llegados a Estados Unidos cuando eran niños.

Eso, como arranque en los cambios en materia fronteriza y migratoria y a las que, sin duda, hay que dar la bienvenida. Pero hay otras decisiones de Biden a las que habría que poner atención:

- Una, en relación a la lucha contra la pandemia: uso obligatorio de mascarillas y distanciamiento social, en todos los edificios y terrenos federales.

- Otra, en el terreno de la crisis climática: la revocación del permiso presidencial otorgado al controvertido oleoducto canadiense Keystone XL, proyecto que pretende transportar 830 mil barriles de petróleo al día desde los yacimientos del oeste de Canadá a las refinerías estadounidenses del golfo de México.

Y por no dejar –como consejos sobre situaciones semejantes–, valdría la pena retomar algunas frases del discurso inaugural del nuevo habitante de la Casa Blanca. Sobre todo, las relacionadas con la verdad y la unidad.

- Las últimas semanas y meses nos han enseñado una lección dolorosa: hay verdades y hay mentiras. Mentiras contadas por poder y por lucro. Y cada uno de nosotros tiene un deber y una responsabilidad como ciudadanos: defender la verdad y derrotar las mentiras.

- La política no tiene por qué ser un fuego furioso que destruye todo a su paso. Cada desacuerdo no tiene por qué ser motivo de guerra total. Debemos poner fin a esta especie de guerra civil que enfrenta al rojo contra el azul, conservadores contra liberales.

- Para superar los desafíos, para restaurar el alma y asegurar el futuro, se requiere mucho más que palabras y se necesita lo más esquivo de todas las cosas en una democracia: la unidad.

 

•••

GEMAS: Obsequio de la embajadora de México en EU, Martha Bárcena, al representar a nuestro país en la toma de posesión: “Hermoso e histórico discurso del presidente @JoeBiden llamando a la unidad, a ponerse en los zapatos del otro, a tolerar el desacuerdo, preservando la unidad”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

 


Compartir