Chiapas, la razón de la Nueva Escuela Mexicana

Este modelo aún es desconocido para académicos e investigadores del ramo educativo, quienes aseguran que la 4T no tiene claro su planteamiento

Chiapas, la razón de la Nueva Escuela Mexicana
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

Pese a la insistencia del presidente Andrés Manuel López Obrador para que los estados de Chiapas y Campeche regresen a las clases presenciales a partir de este lunes, debido a que se encuentran en semáforo verde ante la pandemia de covid-19, las autoridades educativas de esas entidades decidieron que no volverán a las aulas, al menos en enero.

Pero, ¿por qué el mandatario federal está empecinado con eso, cuando ni siquiera se ha terminado de vacunar al personal médico para garantizar la inmunización de los docentes? Bueno, es un tema más que educativo, político. Enfoquémonos en Chiapas.

Basta con que regresemos a 2012-2018, el sexenio de la Reforma Educativa. Durante ese tiempo, maestros disidentes de todo el país se organizaron para echar abajo el nuevo planteamiento del entonces presidente Enrique Peña Nieto, que promovía la evaluación como principal lema.

En aquel momento, la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca resistía en las calles la lucha contra lo que consideraban “la mal llamada reforma educativa”; los enfrentamientos con la policía los estaban acabando, al punto que tuvieron que replegarse.

Para 2015 la evaluación llegó a Chiapas. Los maestros disidentes de Tuxtla Gutiérrez, armados con palos y piedras, combatieron a la Policía Federal Preventiva (PFP); un docente murió, pero siguieron en pie, sin permitir la evaluación.

El 25 de mayo de 2016, un año después de iniciadas las protestas, la PFP se hospedada en el hotel La Ceiba, del centro de Chiapa de Corzo, su estancia había generado repudio no sólo de los docentes, sino de la comunidad en general, que se organizó para pedir su retiro pacífico del lugar. Unos dos mil habitantes llegaron, los ánimos se calentaron y alguien arrojó una piedra al hotel, originando una lluvia de pedradas. La PFP respondió con gas lacrimógeno, pero no pudieron contener a la turba, que los superaba en número y rabia. Los corrieron.

A la semana siguiente Chiapas se convirtió en el epicentro de la Nueva Escuela Mexicana, que años más tarde llegaría para sustituir a la Reforma Educativa, de Peña Nieto.

Dicha Nueva Escuela Mexicana es el modelo educativo que promueve López Obrador. De ahí la urgencia por comenzar a implementarla. Pues, aunque el Acuerdo Educativo Nacional, firmado en 2019, especifica que su aplicación comenzará en el ciclo escolar 2021-2022, en Chiapas ya existe, lo que, sin duda, será el primer éxito señalado por la 4T en la aplicación de su plan.

Este modelo aún es desconocido para académicos e investigadores del ramo educativo, quienes aseguran que la 4T no tiene claro su planteamiento. Se desconocen los cambios que traerá y si van acorde con las necesidades de la comunidad educativa, que tanto ha sido relegada.

SINCRONÍA: Ojalá y que este nuevo modelo educativo se convierta en la clave del cambio que se requiere en la educación de México, y no sólo quede como capricho de unos cuantos.

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
@KAFARK84


Compartir