Wonder Woman a la lucha contra el COVID19

Tan solo un mes después de que comenzáramos esta gran aventura en Heraldo de México, se estrenaba a nivel mundial la cinta Mujer Maravilla

Wonder Woman a la lucha contra el COVID19
Linet Puente/ Permanencia Voluntaria/ Opinión El Heraldo de México

Parecía que no sucedería, pero sí, después de varios cambios de fecha, por fin estrenó Mujer Maravilla 1984 en todo el mundo y en plena pandemia. Y eso señores, hay que aplaudirlo, porque hoy no cualquier estudio se aventura a lanzar un estreno tan grande como éste.

Tan solo un mes después de que comenzáramos esta gran aventura en Heraldo de México, se estrenaba a nivel mundial la cinta Mujer Maravilla, el tan esperado regreso de la amazona luego de haber sido encarnada por la grandiosa Lynda Carter en la serie de televisión de los 70. Y ahí estaba yo, fascinada escribiendo sobre éste que es mi personaje favorito en la vida. Entonces alabé el grandioso trabajo direccional de Patty Jenkins, pero sobre todo, el hecho de que fuera la primera película del universo DC Comics, que había logrado hacer una gran taquilla a nivel mundial y no solo por la mercadotecnia alrededor del filme (porque si hubiera sido por eso, Batman o Superman se la llevan de calle), sino por la historia tan redondita y con tanta sustancia que nos regaló la cineasta. Y perdón que lo diga yo, pero definitivamente tenía que ser una mujer quien dirigiera esta película para darle esa parte tan emocionante, cálida y empática al filme, que además escogió a una tremenda protagonista para colgarse el proyecto sobre sus hombros: Gal Gadot.

Más de tres años después de aquel hallazgo y en plena crisis sanitaria, llega la secuela del filme bajo el título Mujer Maravilla 1984, un increíble viaje a los 80 con una historia, si bien no tan poderosa como la primera entrega, sí resulta ser muy entretenida y tremendamente inspiradora. Y es en este punto en el que me quisiera detener. Hoy mientras veía la cinta en una sala de cine que compartí con tan solo 4 personas, me entró una terrible nostalgia de encontrarme en esa situación con una película que si se hubiera estrenado en el verano como estaba planeado y bajo otras circunstancias, el filme hubiera hecho una estupenda taquilla.

¿Entonces por qué el estudio Warner Bros decidió estrenar esta película en el 2020 y no el próximo año como lo hicieron con grandes títulos como Sin Tiempo para Morir, Rápidos y Furiosos 9, Viuda Negra, entre otros muchos otros? Y no solo eso, la película llega a los cines con la gran sorpresa de que tendrá estreno simultáneo en streaming, decisión que ha sido repudiada por algunos estudios, productores y cineastas quienes ven en ella la posible extinción de la pantalla grande.

Haya sido cualquiera la razón por la que se decidió estrenar Mujer Maravilla 1984, lo cierto es que una cinta como ésta llega en un gran momento en el que los ánimos andan un tanto decaídos por el incremento de víctimas de COVID19. ¿Quién mejor que Wonder Woman para luchar contra esta pandemia? O por lo menos en el terreno emocional, así lo hace. El filme, nos cuenta una aventura más de Diana Prince, quien se hace acompañar de nueva cuenta por su amor Steve Trevor interpretado por Chris Pine y ambos se enfrentan a los villanos Max Lord y Cheetah (Pedro Pascal y Kirsten Wiig), quienes cegados por los poderes que les brinda una piedra misteriosa, evitarán a toda costa que se los quiten.

Aunque la cinta obvia algunas cuestiones como la posición acomodada de Diana y otras más, me pareció un guion impecable para estos tiempos. La música de Hans Zimmer acompaña la narrativa de la película de una manera tan emocionante desde los primeros minutos de la cinta hacia el final de la misma. Me encanta ver a nuestra protagonista empoderada como Diana, una mujer fuerte, admirable, inteligente y fuerte, quien no solo se transforma al ponerse el traje de la Mujer Maravilla.

No, ella es antes y después del personaje porque eso lo trae en la sangre. ((((((SPOILER ALERT))))) Y así lo vemos también con el personaje que interpreta Kirsten Wiig, pues una vez que se da cuenta del potencial que puede tener al dejar el miedo de lado, entonces se atreve a decir: NO. Una palabra que al ser usada en la película, me parece que lleva un gran mensaje para todas aquellas víctimas de violencia.

Una gran opción para regalarse esta Navidad y perderse durante dos horas y media en el cine, lugar que por cierto sigue cuidando al 100 por ciento las medidas sanitarias.

POR LINET PUENTE
COLUMNAS.ESCENA@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@LINETPUENTE


Compartir