Boris Johnson: ¿Reculará respecto al Brexit sin acuerdo?

La llegada de Joe Biden a la Presidencia de EU podría hacer cambiar diametralmente la postura, dice que una "salida dura" del bloque contribuiría a recuperar el dinamismo

Boris Johnson: ¿Reculará respecto al Brexit sin acuerdo?
Agustin Garcia Villa / Des... Propósito / Opinión El Heraldo de México

El periodo de transición para la salida definitiva de la Gran Bretaña (GB) de la Unión Europea (UE) terminará el próximo 1 de enero del 2021, pero aún sin convenir los términos de la separación. 

La llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos podría alterar diametralmente la postura de Boris Johnson, que promovió enmiendas unilaterales y contrarias al convenio con la UE, en particular la iniciativa de la Ley de Mercado Interno, sobre la libre operación comercial en el país sin control aduanero de los bienes intercambiados entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido. De persistir, conduciría a un rompimiento abrupto con la UE, pues GB estaría incumpliendo con el Acuerdo de Retirada alcanzado a principios de 2020.

Johnson es visto como un político de frágiles convicciones. Durante su desastroso paso como ministro de Asuntos Internacionales nunca abogó por una mayor democratización dentro de los países miembros de la UE. Más bien, apoyó acciones antidemocráticas, como muchas realizadas por los gobiernos de Hungría y Polonia, en desafío a las estructuras de la UE. 

Johnson secundó al UKIP –partido político populista de derecha, euroescéptico y eurófobo–, iniciador de la propuesta del Brexit, pese a que algunas fuentes sostienen que nunca creyó que el referéndum sería aprobado por mayoría. Como premier, Johnson ha promovido el Brexit y manifestado su desdén tanto respecto a una salida negociada, en buenos términos con la UE, como a un abandono sin acuerdos, que conduciría a un choque arancelario con la UE, en una desquiciada apuesta por el caos. Para Johnson y sus asesores, una "salida dura" contribuiría  a recuperar el perdido dinamismo de los británicos victorianos.

El envalentonamiento de BJ ante la UE parecía salir de la convicción de la reelección de Donald Trump y la posibilidad de un tratado de libre comercio con  Estados Unidos. 

Pero con el triunfo del demócrata, tal posibilidad deberá ser replanteada y Biden, que llegó a definir a Johnson como un "clón físico y emocional" de Trump, ya lo conminó a buscar una salida inteligente de la UE, que no arriesgue la paz alcanzada en Irlanda del Norte con los acuerdos del "Viernes Santo" que pusieron fin a décadas de terrorismo, y advertirle que no habría un futuro acuerdo comercial con Londres si el gobierno de BJ no cancela las enmiendas unilaterales al Acuerdo de Retirada. 

Desde su primera conversación con Biden, BJ le ofreció su colaboración para trabajar en "prioridades compartidas", de la lucha contra el cambio climático a la promoción de la democracia, lo que deberá pasar por una salida negociada con la UE. 

El repentino cambio ya causó la inesperada renuncia de su principal asesor y promotor a ultranza del Brexit, D. Cummings, quien dejó en el desamparo intelectual a un confuso primer ministro. 

 

POR AGUSTÍN GARCÍA VILLA
ANALISTA ECONÓMICO
ORBE@ELHERALDODEMEXICO.COM

 


Compartir