CDMX

Macroquioscos en CDMX: Seis horas, para una prueba de COVID-19

Las personas hacen largas filas para obtener una de las 330 fichas para el test

NACIONAL

·
LARGA ESPERA. Desde las 4 de la madrugada llegan las personas por una ficha. Foto: Leslie Pérez

Desde las 4 de la madrugada empieza a llegar la gente a los diversos Macroquioscos de aplicación de pruebas de detección de COVID-19 que se instalaron en 10 alcaldías de la Ciudad de México.

Volvieron las largas filas y las esperas de hasta más de seis horas, primero para alcanzar una ficha y después para esperar con la esperanza de que sobre algún reactivo o lleguen más.

En la alcaldía Iztacalco, con la ficha 108, Abigail Soto ingresó alrededor de las 10:30 horas a la zona de espera, antes de entregar su papeleta para realizarse la prueba. Llegó a las 5 de la mañana y ya había una larga fila de personas que esperaba una ficha de las 330 que se repartieron ayer para atenderlas en un horario de 9 a 14 horas.

Abigail expuso a El Heraldo de México que, aunque no tiene síntomas, acudió por la exigencia en su trabajo, donde hace depilación con hilo, para descartar la enfermedad.

“Vengo por trabajo. Me pidieron la prueba para el trabajo. Estoy en un centro comercial. No nos dejan laborar hasta que lo traigamos para descartar síntomas y evitar contagios”, explicó.

Odalys Martínez Flores, de la colonia Granjas México, envuelta en una gran chamarra y su bufanda, llegó pasadas las 7 de la mañana, pero ya no alcanzó.

Señaló que empezó con síntomas como dolor de garganta, de cabeza, cansancio y escurrimiento nasal, por lo que quiere corroborar o descartar si está contagiada, porque dos de sus hermanas resultaron positivas.

“A las 9 empezaron a pasar gente a esa hora. Yo estaba hasta allá de hecho, pero bajó porque estamos esperando a ver si hay fichas porque ya no hay. Nada más es un albur porque si espero y no hay, pues ya no paso”, señaló.

En el transcurso de la mañana, continuó la llegada de personas en busca de una prueba, aunque una de las personas que atendían el ingreso, se encargó de informar que ya no había posibilidades sino hasta el otro día.

CAR