MERCADO DE SONORA

Mercado de Sonora: La historia detrás del mágico lugar en la CDMX que hoy cumple 64 años

Las peculiaridades de éste lugar lo han convertido también en una atracción turística, por lo que es reconocido a nivel nacional e internacional

NACIONAL

·
El Mercado de Sonora se inauguró el 23 de septiembre de 1957. Foto: Cuartoscuro

El Mercado de Sonora es, probablemente, uno de los sitios más populares y polémicos de la Ciudad de México. Fue inaugurado el 23 de septiembre de 1957, cuando Adolfo Ruíz Cortines era presidente de la nación y Ernesto P. Uruchurtu, jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. "El Sonora", como suelen referirse a él las personas que lo frecuentan, fue conocido en primer momento gracias a las instalaciones de W.C. y regaderas disponibles para los comerciantes de la Merced

Su nombre se debe a la cercanía que el inmueble tenía con el cine "Sonora", mismo que fue convertido en tienda de autoservicio. Gracias a estos factores, fue denominado de manera oficial "Mercado Merced Sonora". Después de una serie de modificaciones y anexos a la estructura, no fue hasta 1974 que el lugar se transformó en lo que conocemos ahora. Con más de 10 mil metros cuadrados, la nave mayor y la nave menor se han convertido en un lugar emblemático de la capital. 

El Mercado de Sonora está lleno de misticismo. Foto: Cuartoscuro

El mercado de los brujos

Luego de una serie de transformaciones, el Mercado de Sonora está conformado por dos secciones. En la primera (107), es posible encontrar 11 pasillos con artículos esotéricos, herbolarios, alebrijes, animales exóticos, accesorios para mascotas y artesanías hechas de materiales como cerámica. En la segunda (180), las personas encuentran imágenes de santos, artículos para realizar limpias o quitar salaciones, pócimas para atraer el amor o algún otro beneficio y plantas medicinales para curar todos los males. 

Es en la nave menor donde pueden encontrarse personas especialistas en hechicería, brujería y hasta adivinación, lo que puede intuirse gracias a sus locales llenos de velas, plantas, cartas y otra serie de amuletos que también están disponibles para quienes deseen adquirirlos. Las peculiaridades de éste lugar lo han convertido también en una atracción turística, por lo que es reconocido a nivel nacional e internacional

?
En el Mercado de Sonora hay personas especialistas en brujería y hechicería. Foto: Cuartoscuro

Remedios para todos los males

Otra de las razones por las que éste lugar se ha vuelto tan popular es gracias a las personas que lo visitan con el objetivo de encontrar trabajo, encontrar el amor, solucionar sus problemas de salud o cualquier otro ámbito y aprovechar las promesas realizadas por los diferentes títulos que abundan en la nave menor: brujo, chamán, curandera, adivina y otra serie de oficios mágicos. 

Limpiar el aura, alejar las malas vibras, arrebatar o asegurar el amor, separar personas, cerrar ciclos, evitar la envidia, ser una persona deseada, atraer la buena suerte y otra serie de propósitos son la especialidad del Mercado de Sonora, en donde es posible encontrar magia blanca y negra. Con el paso del tiempo, además de ser un puente al mundo mágico, el mercado fue evolucionando y adaptándose a las necesidades de la población, por lo que, además de artículos religiosos, también pueden encontrarse artículos decorativos, juguetes y elementos de temporada (Navidad, día de muertos, fiestas patrias, etc).