TLANEPANTLA

Cerro del Chiquihuite | No se parará la búsqueda y rescate de la familia desaparecida: Samuel Gutiérrez

El Coordinador General de Protección Civil aseguró que cerca de una docena de binomios caninos continuan trabajando en la búsqueda

NACIONAL

·
Los elementos de rescate entran a la zona del derrumbe por horarios.

A pesar de que las normas internacionales marcan un periodo de 72 horas como tiempo de búsqueda de personas en una emergencia, no se dejará de buscar a Paola Daniela Campos Robles y sus dos hijos de tres y cinco años de edad, quienes se encuentran desaparecidos desde el viernes pasado entre los escombros del derrumbe en el cerro del Chiquihuite en la zona oriente de Tlanepantla, aseguró Samuel Gutiérrez Macías.

El Coordinador General de Protección Civil (PC) del Estado de México señaló que más de 12 binomios caninos siguen trabajando para ver si marcan algún punto para seguir con la búsqueda.

Destacó que la casa de las tres personas desparecidas está ubicada, un familiar entró, con equipo de protección para identificar el lugar; y que todos los esfuerzos de búsqueda están concentrados en esa zona; aunque por el momento, no se tienen señales de vida.
“No tenemos señal de vida, obviamente seguimos con el tema de la búsqueda”.

“Son 72 horas que nos marcan las normas internacionales para que hagamos búsqueda de personas, nosotros estamos valorando la situación. Pero lo que quiero dejar bien claro es que vamos a continuar con el tema de búsqueda y rescate, no vamos a dejar de buscar hasta que los ingenieros nos digan que tenemos que hacerlo”.

Destacó que en la zona del derrumbe se sigue trabajando con el tema de la estabilización de la ladera, para mantener las rocas de más de 200 toneladas, para lo cual, hasta el momento se han colocado 60 toneladas de arena en costales, a fin de tener contención, para que los trabajos de búsqueda y rescate puedan continuar.

“Lo más importante es tener la seguridad para los cuerpos de rescate, que seguimos haciendo búsqueda y rescate dentro de la zona cero”.

En entrevista dijo a pesar de la lluvia registrada este domingo, los topógrafos no detectaron deslizamientos o movimientos de las piedras, lo que permite continuar con las labores.

Destacó que los vecinos han reportado filtraciones del agua en varios puntos del cerro, que pueden estar ocasionados por un ojo de agua natural en la zona y por la  lluvia de los últimos días, por lo cual, a través de drones de la Secretaría de Seguridad estatal se realizan paneos en los que se han encontrado algunas fallas que serán revisadas por los especialistas.

“Estamos en una zona de riesgo, eso sí, es latente porque no se ha estabilizado lo que tenemos de la ladera, podemos tener una caída pequeña a unos metros del radio”.

Los elementos de rescate entran a la zona del derrumbe por horarios, en células de ocho personas, de una hora a una hora y media, para evitar generar inestabilidad; más una persona de seguridad que se mantiene vigilando.

El funcionario aseguró que no se requiere el apoyo de especialistas internacionales para realizar las labores, ya que se cuenta con equipos especializados de la Cruz Roja y la Secretaría de la Defnesa Nacional (Sedena) que están certificados internacionalmente.

En entrevista conjunta, el alcalde Raciel Pérez Cruz señaló que se han notificado 136 viviendas para que sean desalojadas, correspondientes a un perímetro de 200 metros a la redonda de la zona cero del derrumbe; y hasta el momento han desalojado el 60 por ciento, de las mismas.

Respecto a la posibilidad de reubicación de las familias de la zona, dijo que es un tema complejo, en el que se deben realizar estudios, con plena certeza para determinar con precisión los radios y diámetros de riesgo.

alg