SSC

Elementos de SSC encuentran víbora de cascabel en patio de una casa de Iztacalco

Policías capitalinos, quienes realizaban labores de seguridad y vigilancia en la calle Ahuehuetes, fueron requeridos por algunos vecinos

Los Brigadistas iniciaron la búsqueda del animal, ya que la especie se desplazó del lugar Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

Una víbora de cascabel fue hallada en el patio de una casa de la colonia Infonavit Iztacalco, en la Alcaldía Iztacalco.

Ante ello, personal especializado en el manejo de fauna silvestre de la Brigada de Vigilancia Animal (BVA) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, resguardó a la especie para trasladarla a sus instalaciones.

Policías capitalinos, quienes realizaban labores de seguridad y vigilancia en la calle Ahuehuetes, fueron requeridos por algunos vecinos.

Les informaron sobre la presencia de una serpiente enrollada en el follaje de un árbol, por lo que de manera inmediata se activaron los protocolos de seguridad y solicitaron a los especialistas de la BVA de la SSC.  

Una vez en el lugar, los Brigadistas iniciaron la búsqueda del animal, ya que la especie se desplazó del lugar, sin embargo, minutos después los habitantes de una casa ubicada sobre dicha calle, la encontró en el patio, oculta detrás de los botes para la basura.

El personal de la BVA llegó y aplicó las técnicas de contención de animales y lograron resguardar al reptil de la especie Squmata y familia Viperidae, de aproximadamente un metro y medio de longitud; es venenosa. 

El ejemplar fue trasladado a las instalaciones de la Brigada de Vigilancia Animal, en la alcaldía Xochimilco, para la valoración médica veterinaria necesaria, y determinaron que se encontraba en buen estado de salud.

Después la prepararon para su entrega las autoridades correspondientes en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), para su posterior liberación.

La SSC, a través de la BVA, recomienda a la ciudadanía a no lastimar a las serpientes, procurar no realizar movimientos bruscos o intempestivos con los que se sientan amenazadas y observar, de preferencia a la distancia, la posición que guarda.

En caso que la serpiente se encuentre retraída o enrollada y permanezca con la boca abierta, la persona deberá alejarse de inmediato ya que es una postura de ataque.

Si es posible y la situación lo permite, se puede restringir el movimiento de la víbora con una manta pesada o una cubeta, en lo que llega el personal especializado.

Por: Carlos Navarro