LÍNEA 12

Claudia Sheinbaum sobre la tragedia de la Línea 12: ‘Verdad y justicia, la prioridad’

Sheinbaum dijo que su gobierno estará del lado de las víctimas; les rinden honores

Vecinos, familiares, amigos y viandantes improvisaron un memorial en honor de las víctimas del desplome del 3 de mayo. Foto: Leslie Pérez
Escrito en NACIONAL el

El apoyo a las víctimas del desplome en un tramo elevado de la Línea Dorada del Metro, así como conocer las causas que originaron la tragedia, son las prioridades del Gobierno de la CDMX, aseguró Claudia Sheinbaum.

“No quiero dejar pasar la fecha para decir que hace un mes fue el lamentable y trágico incidente de la Línea 12, que nuestros compañeros han estado informando del apoyo integral que hemos estado dando a las víctimas.

“Reitero aquí a los habitantes de la ciudad: siempre vamos a estar del lado de las víctimas, apoyándolas; no las vamos a dejar desamparadas, y ratificamos nuestro compromiso con la verdad y con la justicia”, subrayó.

A las 22:22 horas del 3 de mayo, una estructura compuesta por trabes metálicas y elementos prefabricados se vino abajo cuando un tren pasaba por ella.

Siete personas siguen hospitalizadas: dos de ellas graves, tres delicadas y dos estables; 90 fueron dadas de alta y nueve no requirieron hospitalización.

MEMORIA Y DOLOR VIVOS

En la Zona Cero, el dolor por los fallecidos y el clamor de justicia siguen intactos.

A un mes de la tragedia, los nombres de las víctimas se encuentran inscritos en un altar improvisado, resguardado por una cruz de cuatro metros, donada por un “nazareno” de Iztapalapa, y una manta de la Virgen de Guadalupe.

Las imágenes de quienes perdieron la vida se acompañan de mensajes de sus madres, padres y hermanos.

Una cartulina resguardada por el Hombre Araña y varios Transformers despide a la más joven de las víctimas (12 años): “Descansa en Paz Brandon Giovanni”.

Otros mensajes son un deseo colectivo.  “Que Dios ilumine su camino porque en la mente y corazón de sus familias y amigos siempre van a vivir”.

“Siempre los recordaremos, hermanos. Fueron valientes al subir al Metro. Hermanos heridos, no se den por vencidos”.

La maquinaria, grúas y el personal especializado se han retirado del lugar; sólo permanecen algunos trabajadores que realizan labores de limpieza.

Verónica Rodríguez, acompañada de su hija de siete años, limpió las veladoras dispuestas y arregló las fotos maltratadas por la lluvia. “Es doloroso, porque uno no se imagina que pudiera pasar eso. Son personas que se quedaron sin sustento. Yo que soy madre soltera no me imagino que mi hija se hubiera quedado sola”, comentó.

Por la noche, diversas organizaciones llevaron a cabo una vigilia de oración “por el eterno descanso de las víctimas, por la resignación de sus deudos, por la pronta recuperación de los heridos y porque se haga justicia”.

Por Carlos Navarro y Almaquio García

dza