TAMAULIPAS

Detectan 2 mdp en asesorías en el caso García Cabeza de Vaca

La UIF alista una denuncia en contra del gobernador por el delito de peculado

NACIONAL

·
Javier Lozano, vocero de Tamaulipas, dijo que las acusaciones no les preocupan. Foto: Cuartoscuro

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, contrató un despacho de abogados en Estados Unidos que cobra mil 625 dólares por hora y la esposa del mandatario estatal realizó un pago de casi dos millones de pesos.

Ese gasto no coincide con el sueldo que recibe García Cabeza de Vaca como gobernador, por lo que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) alista una denuncia en su contra por el delito de peculado.

Se trata del despacho Gerger Hennessy & McFarlane, contratado para que generara una nota negativa del gobierno mexicano y la estrategia anticorrupción, y cabildeara con congresistas y autoridades estadounidenses, principalmente de agencias, sobre el supuesto mal uso de información confidencial que entregó Estados Unidos a México.

Al contratar, cualquier ciudadano, los servicios de asesoría legal en ese país, el despacho debe reportarlo a las autoridades.

En un documento al que tuvo acceso El Heraldo de México se señala que Mariana Gómez, esposa del gobernador, realizó un depósito al despacho de 100 mil dólares.

“Ha solicitado nuestra ayuda para ponerse en contacto con el gobierno de Estados Unidos, y en particular con la Red de Control de delitos Financieros (FinCEN por sus siglas en inglés) para discutir artículos en la prensa mexicana que pretenden contener información confidencial que puede haber sido obtenida de FinCEN”, indica el documento.

Además, la UIF detectó que la casa de gobierno de Tamaulipas fue señalada por García Cabeza de Vaca como sede del contrato, incurriendo en el uso de bienes y recursos públicos para fines privados, por lo que se denunciará al mandatario.

Javier Lozano, vocero del gobernador de Tamaulipas, señaló en entrevista con Sergio Sarmiento y Guadalupe Juárez, que el intercambio de información entre agencias de México y EU, no es algo que les preocupe.

POR DIANA MARTÍNEZ

DZA