Conoce la historia de Toño, hombre sin piernas que apoya en los módulos de vacunación de la CDMX

Se trata de Marco Antonio Borbón, quien perdió las piernas desde los 8 años de edad, y que se transporta en una patineta

Conoce la historia de Toño, hombre sin piernas que apoya en los módulos de vacunación de la CDMX
Conoce la historia de Toño, hombre sin piernas que apoya en los módulos de vacunación en la CDMX. Foto: Cuartoscuro

Integrantes del Instituto de la Juventud acuden como voluntarios a los módulos de vacunación contra Covid-19 en la Ciudad de México.

Uno de los voluntarios es Marco Antonio Borbón, quien no tiene piernas, pero con una patineta, atiende a los adultos mayores que asisten a aplicarse la dosis anticovid.

Historia de Toño

El hombre conocido como Toño contó que perdió las piernas, a los 8 años de edad, al saltar a bordo de un tren en movimiento, motivo por el que cayó a las vías, así lo informó para Noticieros Televisa.

Sin embargo, él no se dejó caer y se dijo que no era el fin del mundo y que no se iba a tirar a la calle a llorar.

El joven se movía en silla de ruedas, pero al darse cuenta que en la patineta podía desplazarse de manera independiente, pues comenzó a usarla en todos lados, por lo que en tres meses se adaptó perfectamente en ella.

Además, Toño indicó que en una ocasión, sus hermanos no lo quisieron llevar a jugar “maquinitas”, pero él no se quedó con las ganas y fue cuando empezó con la patineta, la cual le sirve como medio de transporte, ya que si el Metro viene muy pesado o no hay servicio, se va en ella hasta su casa.

También dijo que las personas con alguna capacidad son discriminadas en los empleos. Aunque ha trabajado en varios lugares desde los 16 años, en una ladrillera, paletería y tintorería.

Actualmente, Marco Antonio trabaja en el Instituto de la Juventud de la CDMX y da apoyo a las personas de la tercera edad que van a los centros de vacunación a recibir la dosis contra Covid-19, ya sea revisar documentos, registrarlos a la plataforma, llevarlos en silla de ruedas, darles la bienvenida o aplaudirles al salir.

atm


Compartir