Sheinbaum envió al Congreso capitalino propuesta para reformar Ley de Movilidad

Se suspenderá la licencia de forma temporal, por un año, cuando el titular sea sancionado por primera ocasión por conducir bajo efectos del alcohol o narcóticos

Sheinbaum envió al Congreso capitalino propuesta para reformar Ley de Movilidad
También aplica cuando una autoridad ministerial lo determine Foto: Cuartoscuro

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum envió  al Congreso capitalino una iniciativa de reformas a la Ley de Movilidad, que incluyen la obligatoriedad de los elementos de tránsito de retener la licencia y permiso de conducir, expedidos en la ciudad o en cualquier entidad federativa, a las personas que manejen bajo los efectos del alcohol o narcóticos.  

Asimismo, estos conductores no podrán circular en la capital, pese a que cuenten con una licencia expedido en otro estado o país y en caso de que haga caso omiso a esta norma se le impondrá una sanción de 16 mil 131 pesos.  

La licencia quedará cancelada de manera definitiva si el titular es sancionado por conducir en ebriedad por segunda vez en un año, o cuando por tercera vez se le sorprenda en un periodo menor de tres años.  

En su defecto, también aplica cuando una autoridad ministerial lo determine.  

Se suspenderá la licencia de forma temporal, por un año, cuando el titular sea sancionado por primera ocasión por conducir bajo efectos del alcohol o narcóticos  y por tres años se le retirará cuando sea sancionando por segunda ocasión en un periodo menor a tres años .   

En el retiro temporal, los conductores deberá someterse a un tratamiento de combate a las adicciones

En materia de transporte privado y público de pasajeros o carga  señala que, desde la primera ocasión en que se les detenga,  se les cancelará de forma definitiva sus licencias y permisos  a los conductores que conduzcan en estado de ebriedad o tras haber consumido narcóticos.  

Añade que los choferes de unidades de pasaje al verse involucrados en un accidente de tránsito serán sometidos a pruebas de detección de ingestión de alcohol o estupefacientes y sus unidades serán remitidas a un depósito vehicular.  

Finalmente se le retirará la concesión a una ruta o ramal cuando se presenten tres sucesos de lesiones, por hechos de tránsito derivados de la prestación del servicio, a una o más personas que, de acuerdo a las investigaciones realizadas por la autoridad ministerial competente sean imputables al conductor

Por: Cinthya Stettin 

dhfm


Compartir