EQUINOCCIO DE PRIMAVERA 2021

¡Llegó la primavera! El equinoccio llegó a Dzibilchaltún sin turistas

El Sol se apareció en el Templo de las Siete Muñecas al amanecer de este 20 de marzo

Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

Por segundo año consecutivo no hubo testigos cuando Kin, el dios maya del Sol, apareció en el Templo de las Siete Muñecas, en la zona arqueológica de Dzibilchaltún.

El Sol atravesó la ventana principal del edificio prehispánico a las 6:10 de la mañana, cumpliendo puntual su cita al amanecer de cada año.

Para evitar contagios de Covid-19, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no permitió el ingreso de turistas para observar este fenómeno del equinoccio que anuncia la llegada de la primavera.

También permanecerán cerradas las puertas de Chichén Itzá durante estos días, por lo que el dios Kukulcán descenderán por las escalinatas de la Pirámide de El Castillo sin presencia del público.

La zona fue cerrada a los turistas. Foto: Especial

El templo de las Siete Muñecas es un recinto en el que anualmente se daban cita los turistas para presenciar el amanecer y la llegada de la primavera; de acuerdo con algunas tradiciones, es la fecha ideal para llenarse de energía y empezar un nuevo ciclo anual de estaciones.

Este templo es la construcción más importante de la zona de Dzibilchaltún y recibe su nombre por las siete muñecas de arcilla cruda colocadas debajo del piso del templo.

La forma y orientación con la que fue construido permite que tanto en el equinoccio de primavera como en el de otoño, el astro rey sea visible a través de la ventana superior de la construcción. 

Una de las razones por las cuales es tan asombrosa esta construcción, es porque demuestra el amplio y profundo conocimiento que los mayas tenían de la astronomía y también de las matemáticas; no es estéril mencionar que son de las pocas culturas de la época, alrededor del mundo, que desarrollaron el concepto abstracto del cero matemático. 

La zona arqueológica tiene también un cenote que está conectado directamente con el mar Caribe a través de túneles subterráneos, sin embargo es posible sumergirse en sus frescas aguas. 

 

Por Herberth Escalante

is