Universidades adaptan sus programas de estudios en línea

Especialistas reconocen ventajas y desventajas de las clases virtuales

Universidades adaptan sus programas de estudios en línea
Pandemia exhibe necesidad de actualizar oferta académica virtual. FOTO. ESPECIAL

La pandemia ha sido un parteaguas en los procesos de enseñanza y las universidades públicas y privadas han tenido que adaptarse a marchas forzadas a la virtualidad, de manera obligada para sobrevivir, ante los atisbos de una crisis educativa que se avecina, concluyeron en el conversatorio “Educación continua: una forma de sobrellevar la pandemia”, en el que participaron expertos en temas pedagógicos y de consultoría.

En algunas universidades el modelo de aprendizaje a distancia simplemente no estaba dentro de sus planes de estudio, por lo tanto, tampoco dentro de la experiencia de los profesores que en ellas trabajan, ahora tienen que incorporar la virtualidad para mantenerse vigentes, ante la baja de inscripciones y reinscripciones que se ha dado no sólo en México, sino en el mundo.

Aunque no se tiene a ciencia cierta un porcentaje de estudiantes que han decidido no inscribirse o reinscribirse a sus universidades, sí existe una tendencia a la baja en ambos rubros, que es visible y será a finales de año cuando se pueda tener una medición de ella, señaló Ángel Estrada, socio líder de EY Parthenon, empresa internacional de consultoría en la práctica de Educación para la región Latinoamérica Norte.

“Una plataforma de educación en línea no solamente es video, va más allá. Tanto los estudiantes como padres de familia ya están evaluando y tomarán en cuenta la plataforma educativa que las universidades utilicen como un criterio de selección al momento de elegir la institución que en la que el estudiante va a estudiar o donde el padre considera que su hijo o hija va a recibir la mejor educación”, dijo Ángel Estrada.

Por su parte, Vanesa Marcos, directora Académica de Global Open University, que tiene sede en España, expuso que a un año de la presencia de la pandemia en el mundo y la experiencia que ha dado a las instituciones educativas la virtualidad de sus procesos de enseñanza, se puede identificar claramente las ventajas y desventajas de la virtualidad.

En primera instancia es a la economía de las familias, que se han ahorrado gastos indirectos en la educación de sus hijos, como el de migración de sus hijos para enviarlos a una ciudad donde se encuentra la universidad, la renta, transporte, comida, entre otros; ahora pueden hacerlo desde casa.

Otra ventaja que se tiene con la virtualidad es que el proceso de enseñanza se personaliza, las dudas que se tienen son explicadas de manera personal y con atención directa al estudiante, lo que da un mayor margen de comprensión, destacó Vanesa Marcos.

Mientras que un inconveniente que han detectado es que se requiere mayor esfuerzo y fuerza de voluntad del estudiante para llevar las clases en línea, les obliga a tener una alta capacidad de gestión del tiempo en sus hogares.

Por Ricardo Gómez

IALC


Compartir