Alonso Ancira comparecerá este miércoles

El dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, debe comparecer a las 19:30 horas de este miércoles

Alonso Ancira comparecerá este miércoles
Hasta el momento, la Fiscalía General de la República (FGR) no ha sido notificada de la decisión del juzgador en materia de amparo Foto: Especial

El dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, debe comparecer a las 19:30 horas de este miércoles. Esto a pesar de que el juez federal frenó la orden de aprehensión que se libró en su contra por lavado de dinero.

El juez Segundo de Distrito en Amparo de la Ciudad de México concedió la medida al empresario, pero debe cubrir una garantía de 50 mil pesos.

Hasta el momento, la Fiscalía General de la República (FGR) no ha sido notificada de la decisión del juzgador en materia de amparo.

Ancira continúa en el hangar de la FGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Parte del equipo de defensa del empresario acudió este miércoles al hangar para informar de esta decisión, pero no se les permitió el acceso.

La Fiscalía solicitó fecha y hora de audiencia al juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede del Reclusorio Norte y está fue fijada para las 19:30 horas.

Antecedentes 

Ancira se enfrenta en México a acusaciones por delitos que causaron "grave daño patrimonial" a la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), según ha informado la Fiscalía mexicana.

La investigación contra Ancira se originó por una denuncia que Pemex presentó en marzo de 2019 "con motivo de una serie de delitos que motivaron un grave daño patrimonial a esa empresa".

Los delitos que se le atribuyen están relacionados con la investigación en marcha de la venta con un supuesto sobreprecio de una planta de fertilizantes hecha a Pemex en 2013.

Según los investigadores, la venta de esa planta fue sellada con un sobreprecio de unos 500 millones de dólares por AHMSA cuando Pemex era dirigida por Emilio Lozoya Austin, quien también se encuentra enfrentando un juicio en México.

Por: Diana Martínez 


Compartir