Donaciones en Colonia San Juan, como caídas del cielo

Vecinos auxilian a 11 monjas y 3 frailes con COVID-19

Donaciones en Colonia San Juan, como caídas del cielo
El aviso se dio en la parroquia San Juan Evangelista. Foto: Especial

Desde hace 10 días, las monjas de la orden de predicadoras dominicas Santa Catalina de Siena, se contagiaron de COVID-19 y, para apoyarlas, vecinos de la colonia San Juan, organizaron una colecta de víveres y productos de limpieza.

El aviso se dio en la parroquia San Juan Evangelista y Santa María de Guadalupe, en donde se informó que 11 religiosas y tres frailes dieron positivo a SARS-CoV-2, y una más, falleció debido a esta enfermedad.

La gente se comunicó a través del chat de la colonia “Unidos Nos Apoyamos”, y fue Arturo Paz Chassin, quien instaló, junto con otras personas, el centro de acopio en la fuente de la Plaza Valentín Gómez Farías, a donde llevaron, entre otras cosas, sopa, arroz, frijol, aceite, alcohol, papel higiénico, jabón de polvo, de pasta y limpiadores. 

Francisco Jorge Monteverde precisó que se pidió a las religiosas que no salieran, en tanto no termine su cuarentena; afirmó que los habitantes de la colonia mostraron su solidaridad para apoyarlas.

“Afortunadamente, la colonia es muy unida. Hubo una respuesta muy buena y, además, se trató el tema con las autoridades que ya vinieron a sanitizar, y se ha hecho lo posible para ayudarlas ya que ellas no pueden salir”, dijo a El Heraldo de México.

Señaló que tanto las autoridades de la alcaldía Benito Juárez como del gobierno de la Ciudad de México han dado atención al caso y enviaron una brigada médica para las monjas, a quienes monitorean para determinar el momento de que termine su cuarentena.

Además, detalló que una de las vecinas tiene contacto constante con las integrantes de la congregación para que estar informados de las necesidades que tiene y que éstas se puedan atender.

Entre las acciones implementadas, se envió una brigada de sanitización que higienizó tanto el inmueble del convento, como las instalaciones del Instituto Mora que se encuentra a un lado, y el espacio del Parque Valentín Gómez Farías.

Jessica Salinas reconoció que el apoyo también busca evitar los contagios en la comunidad, en la que sólo se ha dado un positivo.

“Si salen ¿te imaginas el contagio?, antes salían a las tortillas, a la tienda, a hacer sus compras”, comentó.

La ayuda a las monjas de la orden de predicadoras dominicas se mantendrá hasta que los médicos las den de alta, y puedan volver a sus actividades cotidianas.

 

Por Almaquio García

 


Compartir