Así se hace una prueba PCR: conoce el detrás de un laboratorio

Hacer una prueba PCR para COVID-19 no es nada sencillo, lo debe hacer personal especializado para obtener resultados confiables.

Así se hace una prueba PCR: conoce el detrás de un laboratorio

La PCR  es una técnica de la biología molecular que se ha usado durante años para detectar enfermedades infecciosas y ha sido una herramienta muy importante ante la situación que estamos viviendo a nivel mundial. La PCR  amplifica el material genético del virus y lo hace detectable, sí o sí, debe realizarse por expertos y laboratorios certificados. No es tan fácil como podría parecer.

Es por eso que los profesionales de JLN Labs nos explicaron todo sobre la prueba PCR para que esta sea satisfactoria. Conoce el paso a paso de este delicado y minucioso procedimiento:

Primeramente, se toma la muestra por hisopado nasofaríngeo y/u orofaríngeo y se debe asegurar que la muestra obtenida se mantenga a la temperatura adecuada; esto es muy importante, ya que el virus se compone en parte por Ácidos Ribo Nucleicos (RNA) y si este pierde la temperatura a la que debe estar, se desintegra el RNA y ya no funciona la muestra.

Al tener la muestra en el laboratorio, se registra en el sistema con un folio que acompañará la muestra hasta el resultado final y con el que se trazará información y se hará la captura de datos. Ya registrada, pasa al área molecular del laboratorio, donde se realizan dos procesos importantes para la obtención de un resultado: El primer proceso es la extracción de la muestra, en donde se homogeniza dentro del tubo de muestra con los hisopos, todo esto se hace con ayuda del vortex.

Ya que está homogeneizada, se toma una parte representativa de la muestra de 200 microlitros y se trabaja con eso. De esta muestra, se extraen partes de RNA y ADN de forma automatizada o manual y quedan solo entre 30 y 50 microlitros, a este producto se le llama eluato.

El eluato pasa al área llamada PCR y ensamble de reacciones, en este segundo proceso se reduce aún más el volumen con el que se trabaja, llegando a ser de tan solo  5 microlitros de eluato. Los ácidos nucleicos extraídos se combina con otros reactivos en microtubos plásticos desechables y, ya que éstos de unen, se carga en un equipo llamado termociclador para llevar a cabo la RT-PCR , con ciclos térmicos donde cada cierto tiempo se activan los reactivos y se detectan las señales de amplificación del material genético del virus en tiempo real mediante fluorescencia.

Estos resultados son revisados por un analista especializado en biología molecular y determina si se detecta, o no, la presencia del virus mediante genes del mismo, así como la calidad general del proceso . La interpretación que hace JLN Labs es minuciosa para cada resultado. Todo el procedimiento se realiza bajo una campana de Bioseguridad grado 2 para contener la muestra y evitar cualquier tipo de contaminación.


Compartir