Supervisa COPRISJAL 43 asilos en busca de brotes de COVID-19

Fue clausurada la Casa Hogar José Vicente, por una lista de irregularidades que eran un peligro para los adultos mayores

Supervisa COPRISJAL 43 asilos en busca de brotes de COVID-19
Autoridades buscan proteger la salud de los ancianos residentes en Casas Hogar. FOTO: ESPECIAL

Al detectarse brotes de COVID-19 en varios asilos de la Zona Metropolitana de Guadalajara, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió medidas cautelares para que se garantizara la salud de los adultos mayores. Hasta el momento han sido revisados 43, de las 193 casas hogar que hay en la entidad y uno fue clausurado ante evidentes irregularidades.

En medio del pico de contagios en Jalisco, durante la pandemia de coronavirus, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado (Coprisjal) estuvo revisando las condiciones sanitarias de los asilos, para detectar cualquier falla en las 13 Regiones Sanitarias.


Las autoridades reconocen irregularidades, especialmente en dos lugares: Casa de Descanso José Vicente A.C. y en Prodignidad Humana A.C.

De hecho, el asilo José Vicente, ubicado en Puerto Guaymas 19 en el municipio de Zapopan, fue suspendido parcialmente porque la lista de irregularidades representaban un riesgo latente para los internos, así como para el personal que labora en este recinto.

El tapete en la entrada no contenía desinfectante, no contaban con termómetro digital, el filtro sanitario no tenía gel antibacterial, no había toallas desechables para el secado de las manos, ni equipo de protección para el personal. No había un programa de limpieza y sanitización. Tampoco contaba con reportes epidemiológicos de los casos positivos a COVID-19 y el Aviso de Responsable Sanitario no estaba actualizado. Solo contaba con un médico y tres enfermeras para 34 usuarios.

Mientras que el asilo Prodignidad Humana A.C. tampoco tenía plan de limpieza y mantenimiento.

Las Casas Hogar establecidas en Jalisco deben cumplir con la NOM 031 y la Ley de Operación de Albergues. Cada residente debe contar con un expediente clínico.

La Procuraduría Social de Jalisco pregunta específicamente si han tenido algún brote por COVID-19 entre los residentes. Lo que se busca es que ningún adulto mayor esté en abandono, sin importar su condición física o mental.


Compartir