Víctima de trata y prostitución protesta frente al Palacio de Gobierno de Yucatán

Sami Trujillo, “Anahí”, exige a las autoridades que le brinden custodia las 24 horas, porque su vida corre peligro

Víctima de trata y prostitución protesta frente al Palacio de Gobierno de Yucatán
La joven relató que durante casi toda su vida fue víctima de violencia sexual. Foto: Especial

La joven Sami Trujillo Franco “Anahí” protestó este domingo frente al Palacio de Gobierno de Yucatán para exigir justicia a las autoridades, pues siguen impunes los delitos de los que fue víctima durante su infancia y adolescencia: trata de personas y prostitución.

“Gracias a Dios estoy viva y puedo contar lo que me pasó, pero no quiero que más mujeres sufran lo que yo viví. Soy Sami y quiero que se haga justicia”, sostuvo desde un altavoz, respaldada por activistas, feministas y familiares.

La joven relató que durante casi toda su vida fue víctima de violencia sexual, pues era prostituida en Yucatán y otros estados del sureste. Logró escapar de esa red hace tres años y ahora sus agresores la hostigan de nuevo, por lo que exigió al Gobierno del Estado una escolta de 24 horas.

“No quiero que mi familia me vaya a llorar a una tumba y que el Gobierno diga que hizo algo por mi, cuando no hace nada, hasta que nos ve muertas”, recalcó Sami entre lagrimas.

En la protesta, la activista Adelaida Salas Salazar relató que la joven ha interpuesto denuncias en contra de sus agresores y que incluso se amparó para que pudiera recibir nuevas medidas de protección, pero ha sido ignorada.

“No queremos que la maten, requieren custodia  las 24 horas. Ya entraron a su casa, ya la golpearon, ya la amenazaron, y el Gobierno del Estado dice que no es necesario que tenga guardias”, lamentó.

En la protesta estuvo presente la señora Lizbeth Martín Esquiliano, quien desde hace unos meses lucha contra la violencia de género, luego de que su hija Fernanda Gual fue víctima de feminicidio, en un sonado caso que impactó a la sociedad yucateca.

Ella misma acompañó a Sami para ingresar al Palacio de Gobierno a entregar una carta dirigida al gobernador Mauricio Vila Dosal, a quien le pido ayuda para proteger su vida. 

En la manifestación, las feministas que acudieron a respaldarla, entonaron Canción sin miedo de Vivir Quintana y exclamaron que no está sola, que ellas la cuidarán.

Por Herbeth Escalante

Conoce casos de feminicidio en México en Que Nadie Nos Olvide


Compartir